Andalucía se suma a otras regiones españolas, como Canarias y Galicia, y a partir de la medianoche del miércoles al jueves próximo exigirá que quienes quieran acceder al interior de un bar de copas o una discoteca tengan que mostrar el certificado Covid con el que demuestren que tengan la pauta vacunal completa o, en su caso, una PCR o test de antígenos con resultado negativo. Es la decisión más llamativa adoptada este lunes por el Consejo Asesor de Alertas de Salud Pública de Alto Impacto, reunido en la Delegación del Gobierno de la Junta en Málaga, al que han asistido el presidente, Juanma Moreno, y el consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre. De este modo, se imponen nuevas restricciones para los locales de ocio nocturno, debido a la preeminencia del coronavirus en la población más joven, algo que preocupa a las autoridades sanitarias.

Los expertos han acordado, del mismo modo, prorrogar durante al menos dos semanas más todas las medidas y restricciones que ya se aplican en la comunidad autónoma. De este modo, se mantiene el toque de queda de 2.00 a 7.00 horas en las ciudades de Marbella y Estepona, en la provincia de Málaga, y en la localidad cordobesa de Montoro. Las limitaciones de aforo en bares y restaurantes y otros eventos o ceremonias siguen vigentes, del mismo modo.

El Certificado Covid Digital de la UE, en vigor desde el pasado 1 de julio en todo el territorio nacional, recoge la pauta de vacunación, el certificado de recuperación o una PDIA negativa en las últimas 72 horas. En el caso de Andalucía, se puede descargar a través de ClicSalud+, de la app Salud Andalucía o en los propios centros de salud.

La Junta se pone dura en las residencias de mayores y desde este jueves comenzará a realizar pruebas PDIA semanales a todos los trabajadores sociosanitarios y sanitarios de estos centros asistenciales que no estén vacunados. Del mismo modo, en caso de que se registre algún positivo, será obligatorio el uso de la mascarilla en estos recintos, incluso en las zonas exteriores, tanto para los trabajadores como para los residentes.

El consejero Aguirre ha informado, después de la reunión, de que la variante Delta es absolutamente predominante en Andalucía y supone el 78% de los casos de nuevos positivos que se registran.

El consejero Jesús Aguirre explica las nuevas medidas adoptadas por el comité de expertos Junta de Andalucía

En Andalucía se han sumado 4.467 nuevos casos de Covid-19 en las últimas 48 horas, según la última actualización de la Consejería. La incidencia acumulada de la comunidad se sitúa en 584,3 casos, tras repuntar 15,9 puntos desde el sábado. El número de hospitalizados se ha incrementado con 117 nuevos ingresos, de los que 6 han precisado ingreso en la UCI. Además, la región ha tenido que lamentar siete nuevos fallecimientos, mientras que el total de andaluces que ya han superado la enfermedad asciende a 626.957.

Aguirre admite que la incidencia acumulada, aunque comienza a estabilizarse, "sigue siendo muy preocupante". Confía en que la presión sanitaria pueda estabilizarse, aunque en los próximos días seguirá aumentando. El consejero también ha señalado que “la incidencia en la población joven sigue siendo muy elevada debido a la penetración de la variante Delta” siendo el triple de la media andaluza en el tramo de 20 a 29 años. “Sin embargo, aunque esta incidencia registra un menor impacto gracias a la alta cobertura vacunal de la comunidad, se aprecia un ligero ascenso en los indicadores de presión asistencial”, ha apostillado.

El comité volverá a reunirse dentro de dos semanas, a mediados del mes de agosto, para analizar la evolución de la pandemia en la comunidad.