La Junta de Andalucía está llevando a cabo en todas las residencias de mayores andaluzas estudios de seroprevalencia con los que poder determinar los niveles de inmunidad de los que disponen las personas mayores, las primeras inoculadas con la vacuna contra la Covid-19. Si los resultados, finalmente, evidencian una disminución de esta inmunidad, Andalucía pedirá la administración de una tercera dosis de la vacuna.

Así lo ha confirmado esta mañana el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante el acto de ofrenda floral a la Virgen de la Victoria en el que ha participado. "Estamos esperando al estudio de seroprevalencia que estamos realizando en todas las residencias de mayores para determinar si ellos, que se vacunaron hace ya prácticamente ocho meses, siguen manteniendo ese nivel de inmunidad".

En este sentido, Moreno ha asegurado que, de no ser así, "pediremos que se ponga esa tercera dosis". El presidente de la Junta insta a ser prudentes y a "esperar a los resultados para abrir un debate que está en la calle y en el mundo científico". De este modo, la administración de una nueva pauta para las personas que residen en centros para mayores estará supeditada a esta valoración que determinará el nivel de protección de las vacunas puestas hasta la fecha.

"Esto será clave en la decisión de poner o no una tercera dosis. Desde luego, con los mayores nos vamos a volcar porque es el sector de la población más vulnerable y que más tenemos que proteger", argumenta Juanma Moreno.

Por su parte, el presidente de la Junta de Andalucía se ha mostrado optimista ante la celebración de actos religiosos en las calles andaluzas, lo que viene a evidenciar que "gracias a las vacunas y al esfuerzo colectivo de todos" se avanza hacia la normalidad con la recuperación de nuestras tradiciones y cultura.

Sin embargo, ha recalcado que el coronavirus ha provocado una pandemia a nivel mundial y aunque en Andalucía ya se encuentra vacunado casi el 85 por ciento de la población diana --mayores de 12 años--, y "si fuera una epidemia ya estaría controlada" en nuestra comunidad, "hay otras zonas como África que solo esta vacunado el dos por ciento", lo que puede derivar en la aparición de nuevas variantes "que pueden cuestionar el nivel de seguridad y escudo de nuestras vacunas".