La tendencia descendente de la incidencia de Covid-19 ha provocado que el Comité Regional de Alto Impacto en Salud Pública, reunido en la tarde de este martes, haya tomado la decisión de rebajar las restricciones en las localidades andaluzas que se encuentren en nivel 1 y devuelve el 100% del aforo en los cines, teatros y auditorios de la comunidad autónoma, por lo que la cultura recuperará la práctica normalidad. 

La mayor parte de Andalucía ya se encuentra en riesgo bajo de contagio y la tasa de incidencia acumulada ha caído hasta los 98 casos por cada cien mil habitantes en los últimos 14 días, reduciéndose igualmente y de forma notable entre la población joven, toda vez que el proceso de vacunación continúa. 

Ya se ha alcanzado una cobertura del 86,5% sobre el total de la población andaluza mayor de 12 años, lográndose en estas dos últimas semanas una cobertura vacunal completa del 73,1% en el tramo de edad de 20 a 29 años y superando el 66,8% de cobertura de completa en el tramo de 12 a 19 años. Además, en los próximos días están previstas mayores coberturas de vacunación completa, superiores al 80% en estos tramos de edad. En cuanto a la población general, el 76,2% de la población andaluza tiene la pauta de vacunación completa.

Los expertos insisten en mantener la prudencia en la desescalada, pero los teatros, cines y auditorios verán ya ampliados los aforos al 100%, aunque se recomienda que se mantengan la distancia interpersonal y las medidas higiénicas.

Tras la recuperación del culto público en algunas diócesis, como Sevilla, Jerez, Cádiz, Córdoba o Huelva, la Junta de Andalucía aconseja que los itinerarios de las procesiones sean cortos y que estas discurran por calles amplias. Del mismo modo, pide que los hombres de trono o costaleros encargados de portar a las sagradas imágenes, tengan la pauta de vacunación completa o muestren el certificado de haberse recuperado de la enfermedad. Del mismo modo, los participantes en la procesión deberán llevar mascarilla. 

El comité de expertos aconseja que las procesiones se lleven a cabo en "días y horarios que minimicen una gran afluencia de público" y en el caso de acompañarse de bandas de música, éstas cumplirán lo estipulado en la normativa vigente y se tomarán las medidas de vigilancia oportunas para evitar aglomeraciones del público.

En el interior de las iglesias, por su parte, también se amplían los aforos al 100%, manteniendo la mayor distancia interpersonal posible.

Otras medidas adoptadas por los expertos de la Junta afectan al ocio nocturno. En este caso, se iguala el número de comensales en mesas en el interior tanto en nivel 2 como en nivel 1, pasando de 6 a 8 comensales. Así, quedarían igual que en restauración para ambos niveles. Del mismo modo, se eliminan en nivel 2 de alerta las medidas para el cierre nocturno de las playas.

Todas estas medidas entrarán en vigor en la medianoche de este jueves, 16 de septiembre.