El presidente andaluz, Juanma Moreno, remitirá una carta «en las próximas horas» al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, «activando la mesa bilateral» en base al artículo 220 del Estatuto de Autonomía, que recoge la posibilidad de una «comisión bilateral de cooperación» entre administraciones.

El portavoz del Ejecutivo autonómico, Elías Bendodo, dijo ayer en una rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno de la Junta que si hay una mesa bilateral con Cataluña para hablar de inversiones y otras cuestiones de interés, «Andalucía quiere otra, ni mejor ni peor, igual». Advirtió de que no van a «tolerar» que sirva de coartada para «romper la igualdad» de todos los españoles «vivan donde vivan» e insistió: «Si hay mesa bilateral para hablar de dinero para los catalanes, Andalucía quiere mesa bilateral para hablar de dinero para los andaluces».

Consideró que Sánchez «ha subido el nivel» al presidir la mesa con Cataluña, por lo que el Gobierno andaluz también quiera una con Sánchez y seis ministros al frente.

Bendodo calificó de «disparate» que Cataluña haya «rechazado» el ofrecimiento de 1.700 millones para ampliar el aeropuerto de Barcelona-El Prat y dijo que en Andalucía aceptan esa inversión y están dispuestos a acoger ese montante.

Por otra parte, en materia de financiación autonómica, Bendodo informó de que Moreno, además de reunirse el 21 de septiembre con el presidente valenciano, Ximo Puig, lo hará la siguiente semana con el de Murcia, Fernando López Miras.

Explicó que se pretende tejer una alianza para cambiar el modelo de financiación autonómica de estas tres comunidades «infrafinanciadas», pero también pueden hablar de otros asuntos que atañen a la franja mediterránea, como agua o transporte.