La Junta de Andalucía ha garantizado la vuelta de la presencialidad a la Atención Primaria de la sanidad pública en la hoja de ruta que se ha marcado para la cada vez más cercana vuelta a la normalidad. Eso sí, el retorno generalizado de las citas presenciales a los centros de salud se produciría con algunos matices y sin excesivas prisas, según se desprende de las manifestaciones realizadas por el portavoz del Gobierno andaluz y consejero de la Presidencia, Elías Bendodo, durante su visita a las obras de la nueva sede del 112 en el PTA de la capital malagueña.

En esta dirección, Bendodo sostuvo que «la vuelta progresiva a la normalidad que debe empezar ya a producirse en Andalucía incluye la asistencia primaria presencial». «Hasta ahora no se ha producido porque las recomendaciones de las autoridades nacionales sanitarias eran de semipresencialidad y no ha sido por otra cosa, ya que cumplimos las recomendaciones del Gobierno de España», agregó.

De este modo, Bendodo aseguró que «si Andalucía en los próximos días comienza a transitar por la senda de la vuelta a la normalidad, tiene que ser en todos los ámbitos de la vida incluida la Atención Primaria». No obstante, el consejero recordó que «el virus sigue entre nosotros y no se ha ido, pues sigue muriendo gente, aunque mucha menos, y sigue ingresando gente en el hospital, también mucha menos». «La pandemia lo ha cambiado todo: la vuelta al colegio, a las universidades, la presencialidad en la Atención Primaria y en los hospitales; pero estamos al final del camino y poco a poco recuperaremos la normalidad e iremos trabajando progresivamente en ello», enfatizó.

El viaje emprendido paulatinamente hacia la normalidad también implica, a juicio de Bendodo, la necesidad de que «padres, madres y profesores conciencien a las personas mayores de 12 años que todavía no han acudido a vacunarse». «La vacuna funciona y se está viendo, pero si hay personas que no se vacunan no se pierde el peligro del contagio y, por tanto, de acabar en una UCI o falleciendo», insistió.  

Durante su comparecencia de ayer en la capital malagueña, Bendodo recalcó que la lucha contra la pandemia y la consiguiente recuperación económica exigen que la comunidad autónoma cuente «con un presupuesto aprobado para 2022».

«Para la lucha contra la pandemia se necesita el presupuesto de 2022, si no se aprueba no será culpa de este Gobierno porque se va a dejar la piel para que haya», dijo el consejero de la Presidencia.

En este sentido, Bendodo abogó por el diálogo «sin vetos» con el resto de fuerzas políticas, «tanto las situadas a la derecha como a la izquierda en la Cámara».

En opinión del portavoz de la Junta, «dialogar con todos y dialogar sin vetos es una de las banderas de este gobierno».

«La aprobación del presupuesto supondrá seguir dando un mensaje de estabilidad y de que esta es una tierra segura para invertir, queremos que Andalucía siga liderando la recuperación económica de nuestros país, la creación de empleo y empresas», señaló Elías Bendodo.