El presidente de la Junta, Juanma Moreno, ha asegurado este jueves que los 20.000 profesionales contratados para reforzar el sistema sanitario público andaluz durante la pandemia de la Covid "no van a ir a la calle".

Moreno ha adoptado este compromiso durante la sesión parlamentaria de control al Gobierno, después de que la portavoz del grupo socialista, Ángeles Férriz, le preguntara en dos ocasiones si su Ejecutivo "va a poner en la calle" a estos sanitarios el 31 de octubre, cuando finalizan sus contratos.

"Tiene dinero de sobra para contratarlos; si estos profesionales se van será muy difícil recuperarlos", le había advertido Férriz, quien ha vuelto a pedir hoy explicaciones al presidente de la Junta sobre la situación de la sanidad pública andaluza.

"Si no se refuerza la contratación estarán dando la puntilla a la sanidad pública", ha subrayado tras acusar al Gobierno andaluz de no hacer "absolutamente nada" para evitar el "deterioro" de la sanidad, lo que supone "seguir abriendo de par en par las puertas para que algunos hagan negocio con la salud".

La portavoz socialista, que ayer se reunió con representantes sindicales de la mesa sectorial, ha reprochado a Moreno que no quiera "ver la realidad" y le ha instado a sentarse con los sindicatos.

Le ha acusado además de "mentir" cuando anunció que el 1 de octubre se recuperaría la atención presencial en los centros de salud, y ha denunciado que el plan estratégico de atención primaria no lo conocen ni los profesionales sanitarios.

"Han convertido a las enfermeras en meras porteras de los centros de salud", ha denunciado, a la vez que ha recordado algunas de las reivindicaciones planteadas por los sindicatos sanitarios y los colegios de médicos.

Férriz ha pedido al Gobierno andaluz que retire el plan estratégico, convoque la mesa sectorial y que "acuda inmediatamente al rescate de la atención primaria".

Según la dirigente socialista, el Gobierno de Juanma Moreno es "el único responsable de haber generado una brecha sanitaria en Andalucía entre quienes pueden pagarse la sanidad privada y los que no".

"A ese disfraz de moderado que tiene le van saliendo agujeros por los que se cuela la insensibilidad", ha enfatizado antes de lamentar que Moreno "lleva demasiado tiempo sin escuchar".

El presidente andaluz ha reprochado a la portavoz socialista que exija que el actual Gobierno "solvente" lo que los ejecutivos anteriores no supieron "prever" en 37 años, y ha apostillado: "Le ha costado a su grupo reconocer que no le pagaban lo suficiente a los sanitarios y que no estaban haciendo las cosas bien".

Para Moreno, el PSOE no hace una oposición "útil" ni "responsable" porque está "en la exageración".

"¿Qué quiere? ¿Que recuperemos los recortes que hicieron los gobiernos socialistas?, ¿Los hospitales abandonados como el Militar o el de la Costa del Sol?, ¿Los 7.700 profesionales que echaron a la calle?", ha espetado.

Sobre la atención primaria, ha recordado que el Gobierno de la nación y las comunidades autónomas acordaron el pasado 1 de octubre aprobar un plan de acción específica, y ha asegurado que todas las autonomías, incluidas las socialistas, coincidieron en que "hay un problema gravísimo en el conjunto de España".

"Es un problema nacional porque no hay profesionales y no los podemos inventar de la noche a la mañana", ha justificado.