Andalucía mantendrá «de momento» el uso de las mascarillas en los colegios, según señalaron ayer el presidente de la Junta, Juanma Moreno, y el consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda. Tras reunirse con su homólogo gallego, Alberto Núñez Feijoo, Moreno insistió en que las mascarillas son un elemento de protección frente a la pandemia y para evitar infecciones respiratorias.

Así se pronunció Moreno sobre la decisión de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, de eliminar la obligatoriedad de las mascarillas en los recreos al aire libre en los centros educativos.

«Ante la campaña de la gripe, la mejor protección es la mascarilla. Respetamos cualquier decisión de otra comunidad y lo estudiaremos, pero somos más partidarios de mantener el uso de la mascarilla durante al menos los próximos meses», señaló el presidente andaluz.

Por su parte, el consejero de Educación, Javier Imbroda, dijo a los periodistas en Málaga que no le gustaría «participar en esta especie de competición de quién quita antes las mascarillas» y recordó que están en contacto con la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y con los ministerios de Educación y Formación Profesional y Sanidad.

El Ministerio de Sanidad considera que la Comunidad de Madrid no puede decidir unilateralmente la retirada de la mascarilla en los patios de los colegios porque la ley en vigor desde el 29 de marzo establece su uso obligatorio en espacios al aire libre cuando no se mantenga la distancia mínima interpersonal de metro y medio.

Por su parte, Feijoo declaró que van a estudiar «si legalmente se puede hacer o no», ya que la ley que lo regula es de carácter estatal.