El pleno del Parlamento andaluz rechazó ayer, con los votos de PSOE-A, Unidas Podemos y Vox, las propuestas de resolución que fueron presentadas por PP-A y Cs en el Debate sobre el estado de la comunidad relativas a la necesidad de que el Gobierno central acometa la reforma del sistema de financiación autonómica y cree, mientras tanto, un fondo de compensación que palíe la infrafinanciación de comunidades como Andalucía.

Concretamente, PP-A y Cs planteaban en sus respectivas propuestas de resolución que la Junta demandara al Gobierno central que presente de manera urgente una propuesta y calendario de trabajo para la reforma del sistema de financiación autonómica al objeto de que se estudie y consensúe en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, un modelo fundamentado en los principios de solidaridad, suficiencia, equidad, transparencia y corresponsabilidad fiscal, que garantice el acceso de los ciudadanos a los servicios públicos.

Se pedía además que mientras se consensúa la reforma del modelo que corrija los desequilibrios verticales (Estado-comunidades autónomas) y horizontales (entre comunidades autónomas) del actual sistema, se cree y dote un fondo transitorio de nivelación que compense la financiación de las comunidades que hoy están infrafinanciadas en términos de población ajustada sobre la media, para que puedan contar con las mismas oportunidades, y que suponga para Andalucía 900 millones de euros adicionales anuales.

PSOE-A, Unidas Podemos y Vox coincidieron en rechazar estas propuestas sobre la reforma de la financiación de los dos socios en el Gobierno andaluz.

Al mismo tiempo, PP-A Cs y Vox rechazaron una propuesta de resolución de Unidas Podemos, que sí contó con el apoyo del PSOE-A, en la que se reclamaba al Gobierno central abordar en el año 2022 la negociación del nuevo modelo de financiación autonómica en el que se salve la infrafinanciación de Andalucía y se trabaje «en la armonización en el conjunto del Estado para evitar el dumping fiscal».

PP-A y Cs presentaron prácticamente las mismas propuestas de resolución, redactadas igual.

Así, la Cámara aprobó sendas propuestas de resolución de PP-A y Cs, que contaron con el apoyo del PSOE-A, mientras que Unidas Podemos se abstuvo y Vox votó en contra, en las que se insta a la Junta a que demande al Ejecutivo central a que otorgue una verdadera participación a Andalucía y a las entidades locales en el diseño y reparto del Plan Next Generation UE y del Plan de Transformación, Recuperación y Resiliencia, de manera que se permita un diseño y ejecución de las medidas coordinado, ágil y transparente.

De otro lado, en virtud de una propuesta de Cs, apoyada por PP-A y Vox, y rechazada por PSOE-A y Unidas Podemos, la Cámara expresó su apoyo a la política fiscal llevada a cabo por el actual Gobierno andaluz.

Asimismo, se aprobaron sendas propuestas de resolución de PP-A y Cs, que contaron con el apoyo de Vox, mientras que PSOE-A y Unidas Podemos votaron en contra en las que se insta a la Junta a demandar al Gobierno central que apruebe un Plan Nacional de rescate del sector turístico.

La Cámara también aprobó las propuestas de PP-A y Cs, que fueron rechazadas por PSOE-A y Unidas Podemos y contaron con la abstención de Vox, en la que se insta a la Junta a que reclame al Gobierno de la Nación que rectifique y paralice la tramitación de la Ley de Vivienda.

En virtud de una propuesta del PP-A, la Cámara ha reconocido el «esfuerzo financiero» de la Junta para reforzar el sistema público de salud y paliar «las carencias heredadas por años de recortes» en la etapa de los gobiernos socialistas.

Se instó a la Junta a que demande al Gobierno central que aumente los recursos destinados a Andalucía en materia de sanidad para hacer frente a la recuperación del sistema especialmente después del impacto de la pandemia sanitaria.

Sólo tres propuestas de Vox

De las 35 propuestas de resolución que Vox presentó, sólo fueron aprobadas tres, la referida a apoyo a autónomos; sobre fomento del empleo, y la relativa a medidas para reducir las «inasumibles listas de espera» en la sanidad pública, armonizar los salarios de los profesionales sanitarios con los de la media nacional e incrementar la plantilla en atención primaria.

En cambio, se rechazaron, con los votos de los otros cuatro grupos, las propuestas referidas a derogación de la Ley de Memoria Histórica y Democrática; a cesar cualquier iniciativa de «fomento del islamismo y del andalucismo que promovió Blas Infante», o a la apertura de un proceso nacional de devolución de las competencias de Educación, Sanidad, Justicia y Orden Público, así como a derogar toda normativa autonómica que se refiera a Andalucía como realidad nacional».

Los otros cuatro grupos también rechazaron instar a la Junta a presentar un proyecto de ley «de derogación de las leyes ideológicas que atentan contra la igualdad y los derechos de los españoles, en especial las leyes autonómicas de violencia de género y de LGTBI».

Se ha rechazado además una propuesta de Vox, con los votos de PSOE-A y Unidas Podemos, y que contó con la abstención de PP-A y Cs, en la que se instaba a la Junta a que demandara al Gobierno central «procurar la descolonización de Gibraltar y el pleno ejercicio de la soberanía española» allí.