Si ya de por sí estaba caldeado todo lo relativo a los presupuestos andaluces de 2022 y la convocatoria de elecciones regionales, el incendio político se ha disparado al conocerse un comentario de Juan Marín en el que aseguraba que al Ejecutivo autonómico del que es vicepresidente no le interesa sacar adelante las cuentas andaluzas para el próximo año: "Como Gobierno no nos interesa aprobar los presupuestos en un año electoral, es estúpido", afirmó Marín el pasado mes de julio en una reunión interna de Ciudadanos que ha sido desvelada por la Cadena Ser al hacer pública una grabación con sus palabras.

Durante el mismo encuentro, el líder regional naranja aseguró que la campaña electoral "empieza en enero y hay que quitarle al PSOE la posibilidad de demostrarse útil". "Podemos presentar un presupuesto para que no nos lo aprueben, unos nuevos presupuestos implicarían recortes y supondrían un lastre en año de elecciones", sostiene el vicepresidente.

En la misma intervención, Marín defendió el uso de la prórroga presupuestaria como la herramienta más adecuada: "Ningún Gobierno aprueba presupuestos en el último año de legislatura, pero no porque no pueda aprobarlos sino sencillamente porque no interesa aprobarlos y por eso se prorroga, nada más", indica en un discurso que contradice declaraciones de esta misma semana en la que le solicita a otros grupos políticos el apoyo parlamentario necesario para desarrollar las cuentas andaluzas de 2022, que fueron recientemente aprobadas por el Consejo de Gobierno.

La publicación de este audio ha suscitado una amplia cadena de reacciones políticas. Incluso, el PSOE lo ha usado como el detonante del 'efecto dominó' que le llevaría a romper la negociación del presupuesto y cualquier tipo de conversaciones con el Gobierno andaluz de PP y Cs para prestarle el apoyo parlamentario que le falta cuando no se lo aporta Vox. Además, los socialistas presentarán una enmienda a la totalidad de las cuentas andaluzas cuando sean sometidas a su debate parlamentario.

Así lo manifestó la portavoz del Grupo Socialista en el Parlamento de Andalucía, Ángeles Férriz, quien calificó de "tremendo" el testimonio de Marín y sostuvo que este hallazgo le da la razón al PSOE andaluz: "Lo hemos dicho desde el principio, nunca quisieron pactar y todo ha sido la burda mentira de un Gobierno tramposo; han jugado con el PSOE, con Andalucía y con sus presupuestos porque no podían dejar que el PSOE de Andalucía fuera útil". 

A juicio de Férriz, “mientras hay muchos y muchas andaluces pasándolo mal, Moreno Bonilla está con el tacticismo político y eso es intolerable”. "Moreno Bonilla nos pide a todos que dejemos los intereses partidistas a un lado y resulta que lleva un año ocultando su propios intereses electorales con un presupuesto que debe ser el de la recuperación; han convertido los presupuestos, la ley más importante de Andalucía que refleja la vida de miles de andaluces y andaluzas, en un engaño político para los intereses electorales de unas personas", indicó Férriz.

Por su parte, el portavoz de Vox en el Parlamento de Andalucía, Manuel Gavira exigió la dimisión de Juan Marín e insistió, como viene haciendo su formación en las últimas semanas, en la necesidad de forzar un adelanto electoral con un claro mensaje dirigido a Ciudadanos: "El vicepresidente de Juanma Moreno ha demostrado pensar únicamente en los intereses de un partido que ya está muerto; el Gobierno de Andalucía debe convocar elecciones inmediatamente".

En opinión de Gavira, "el Gobierno de PP y Cs es un fraude, ha engañado a los andaluces anteponiendo sus intereses partidistas". "La Junta de Andalucía jamás ha querido aprobar los presupuestos, solo Vox puede traer el cambio a Andalucía y los ciudadanos se merecen poder votar cuanto antes", subrayó el portavoz de Vox.

Por otro lado, la reacción de Unidas Podemos fue una de las más tempraneras. La secretaria general de Podemos Andalucía, Martina Velarde, expresó su indignación en cuanto tuvo conocimiento del audio y hasta pidió la dimisión inmediata de Juan Marín: "Hoy nos despertamos con unos audios del Gobierno andaluz que son infames y en el peor momento en décadas no quieren aprobar los Presupuestos como estrategia electoral; juegan con el pan de los andaluces porque su objetivo no es Andalucía, sino sus sillones", enfatizó Martina Velarde.

Asimismo, el coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, Toni Valero, denunció que "Juan Marín afirma que los presupuestos de PP y Cs traen recortes para Andalucía y que el 'diálogo' que pedían era una farsa". "Además de la grave irresponsabilidad cuando nos jugamos la recuperación económica, admiten que instrumentalizan Andalucía para sus intereses electorales", agregó Valero.