En el discurso previo a su tercera proclamación consecutiva como presidente del PP andaluz, Juanma Moreno se ha pronunciado sobre los frentes abiertos por algunos presidentes autonómicos contra el aparato nacional. El presidente de la Junta de Andalucía le ha pedido a su partido que le eche el freno a los enfrentamientos internos: "Dejemos de enredos estériles que no interesan a nadie", reclamó. Pese a sus discrepancias con el equipo de Pablo Casado sobre el adelanto electoral en Andalucía y bajo esa batalla de Isabel Díaz Ayuso contra la dirección de calle Génova que se ha proyectado en el propio congreso andaluz, el presidente de la Junta recordó que "el PP ha tenido grandes éxitos cuando estaba unido". "El PP ha alcanzado éxito muy importantes y los ha conseguido cuando estaba unido, dejémonos de enredos estériles que no interesan a nadie, cuando hemos estado con las cuestiones internas nos hemos distraído; centrémonos en que Pedro Sánchez deje de ser el presidente de España y llegue al Gobierno Pablo Casado, ese es el objetivo en nuestro camino para hacer grandes cosas por España y Andalucía", proclamó Moreno.

En su opinión, "España va a tener pronto un gran presidente que se llama Pablo Casado". "Y cuando Pablo lo sea y estén en el Gobierno, yo voy a trabajar con la misma determinación y exigencia que con Pedro Sánchez porque por encima de todo están los intereses de los andaluces", prometió.

El presidente andaluz también consideró que "ha llegado el momento de dar un paso más" y pidió el apoyo de los compañeros del PP, mientras invocaba su parte granadina porque su mujer es de Padul y sus tres hijos nacieron en Granada. "Este congreso es uno de los momentos más importantes de mi vida, os pido el apoyo para el reto de convertir al PP en la fuerza mayoritaria de Andalucía", expresó Juanma Moreno antes de desear que el PP "sea un partido transversal, en el que quepa todo el mundo". "Estamos abiertos a construir nuevas mayorías, mayorías distintas pero no contrarias; la diferencia entre los radicales está bien clara, un moderado es capaz de dialogar para alcanzar acuerdos y un radical no es capaz de ponerse de acuerdo con nadie".

Así, pidió el compromiso de todos los afiliados "para que el PP gobierne en las ocho capitales andaluzas y romper la barrera de la Andalucía de interior". "¿Por qué no podemos conseguir las ocho diputaciones y penetrar en esos territorios que hasta hace poco nos estaban vetados?", agregó.

Al principio de su intervención, Moreno se encomendó al 'think different' de Steve Jobs e invocó a "los locos del PP que no iban a cambiar nada porque en Andalucía era imposible el cambio". "Nos subestimaron, ignoraron la fuerza del cambio y ocurrió lo que nunca iba a suceder; confiaron en nosotros, la democracia se abrió paso y llegó el cambio", afirmó.

Justo después, en el capítulo de agradecimientos, Moreno anunció que el secretario general del PP nacional, Teodoro García Egea, había regresado al congreso tras subir en bicicleta a Sierra Nevada. A continuación, el presidente andaluz empleó la palabra 'cambio' hasta la saciedad y parecía que iba a desgastarla de tanto usarla: "Cuando me preguntaban qué era el cambio, yo decía que era que las cosas funcionen y ahora Andalucía funciona; el cambio llegó porque los andaluces que le habían dado durante tantos años tanto cariño y tanta confianza a la izquierda vieron que esa confianza no tenía un retorno al pueblo andaluz".

En este punto, Moreno le pidió a sus compañeros del partido "que nadie se duerma en los laureles". "Mejorar Andalucía es nuestra única opción, por muy bien que vayan las cosas siempre hay margen de mejora", enfatizó.

Además, Moreno celebró que en Andalucía "ya no se habla de los ERE ni de las comisiones ni del clientelismo". "Ahora las cuentas están claras como el agua de Sierra Nevada", espetó antes de referirse sin mencionarla a la corrupción socialista porque "esa foto que se acaban de hacer cinco presidentes anteriores del PP andaluz no la pueden hacer en otros partidos porque tienen a sus líderes escondidos". "El partido que denunció los ERES ante los tribunales fue el Partido Popular y eso era necesario para construir la Andalucía soñada", agregó Juanma Moreno antes de recordar a los andaluces que "dieron su vida por España" cuando fueron asesinados por el terrorismo etarra: "Con los herederos de ETA no vamos a ningún sitio, esto es el PP, un partido que defiende y cree en la unidad de España sin multiniveles ni privilegios y, además, cree en la Transición, el gran abrazo que se dieron los españoles".

En este punto, Moreno se rebeló contra quienes "siguen instalados en el pasado, en el guerracivilismo, y se empeñan en que los españoles sigan divididos".

Y, al igual que hacen otras fuerzas políticas, Moreno consideró al PP "el partido del municipalismo". "Nosotros tratamos a los alcaldes y alcaldesas por igual, piensen lo que piensen, la colaboración con los ayuntamientos en la pandemia ha sido una verdadera prueba de fuego para Andalucía", apostilló.