La Consejería de Educación y Deporte ha elaborado una propuesta de nuevo currículum, en el marco del desarrollo de la Lomloe para las enseñanzas obligatorias y el bachillerato, que establece "una apuesta decidida por reforzar el conocimiento de las competencias fundamentales con el objetivo de mejorar los resultados del alumnado andaluz". Así, según ha explicado este martes el consejero Javier Imbroda, la nueva estructura curricular contempla aumentar en 105 las horas de lenguas (lengua española y extranjeras), así como en casi 90 las horas de matemáticas en toda la enseñanza obligatoria, lo que significa "la mayor carga horaria en esta área desde hace más de 30 años".

Además, en el curso 2022/2023, la segunda lengua extranjera, que ya es obligatoria en quinto y sexto de Educación Primaria, pasará a ser también obligatoria en primero de la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), para darle continuidad, y deja de ser obligatoria en primero de Bachillerato, es decir, pasa a ser optativa desde segundo de la ESO y en Bachillerato.

Así lo han explicado el consejero Imbroda y la viceconsejera del ramo, María del Carmen Castillo, en un encuentro informativo celebrado en el Centro de Alto Rendimiento (CEAR) en Sevilla.

Por etapas, en Primaria se dedicarán cinco horas semanales a matemáticas y lengua de primero a cuarto, independientemente de las que puedan utilizar los centros en las horas destinadas al refuerzo de materias. Supone media hora más de matemáticas en los tres primeros cursos y una más tanto de lengua como de matemáticas en cuarto.

En ESO, una hora más de inglés y de lengua, de tal manera que el alumnado andaluz dedicará a matemáticas, lengua e inglés cuatro horas semanales en cada uno de los cuatro cursos de esta etapa. En total, supone que en Andalucía los estudiantes recibirán 500 horas más de lengua y 635 más de matemáticas de lo que marca la Lomloe como mínimo entre Primaria y la ESO.

La estructura curricular propuesta por la consejería también amplía las horas de autonomía para que los centros puedan desarrollar sus propios proyectos educativos, además de poder organizar la distribución horaria por ciclos en lugar de curso a curso para adaptarla mejor a la configuración de sus propios recursos. Así, en Primaria dispondrán de casi 20 horas adicionales a sumar a las 365 ya existentes, con lo que los centros andaluces "disfrutarán de una de las cargas horarias para autonomía más altas de España", ha destacado Imbroda.

De este modo, por ejemplo en Religión la Lomloe exige un mínimo de 210 horas en todo el curso, de modo que mientras que ahora en Andalucía se están dando 315 horas, en el nuevo curriculum se establecerán 210 horas. Por su parte, bajan las horas para Conocimiento del Medio, de 630 a 525, pese a que la Lomloe establece 480 horas. Se aumentan las horas que se dedican a Arte y Valores, ya que en Andalucía en este momento no se llega al mínimo establecido por la nueva norma, y se mantiene las horas para lengua extranjera, ya por encima de las que establece la Lomloe (360).

En la ESO, todos los centros tendrán todos los cursos dos horas para asignaturas optativas ofertadas por la consejería, tales como robótica, oratoria, segunda lengua extranjera o música, y las de oferta propia, como fotografía, estadística o análisis de textos. Como novedad los centros podrán desarrollar proyectos propios en esas horas.

Por lo que respecta al Bachillerato, se incluye una tercera asignatura optativa con dos horas de carga, entre las que se podrá escoger una asignatura de otra modalidad, que en ese caso tendrá cuatro horas. Por ejemplo, un alumno de ciencias y tecnología podría escoger como optativa Literatura Universal o Economía de Empresa, creando un currículum más personalizado en función de sus intereses.

El consejero ha resaltado "la coherencia de esta apuesta con las mejoras introducidas y en la misma línea en el anterior currículum, reforzando las competencias matemática y lingüística, con la continuidad en el impulso del pensamiento computacional y la robótica en el currículo, pero también por las Humanidades, porque mantenemos la apuesta por la Cultura Clásica. Tenemos claro que nosotros sí vamos a ofertar Filosofía en ESO como optativa, porque no hay tecnología sin pensamiento ni hay pensamiento sin una cultura humanista", ha recordado Imbroda, que también ha subrayado la consolidación de las horas ya aumentadas en Educación Física en Primaria.

Así, ha abundado en que "apuestan por las Steam y las humanidades, pero siempre con la libertad de elección y la optativa como bandera para que cada centro pueda escoger su proyecto educativo y cada alumno el itinerario que más le convenga".

Por su parte, Castillo ha apuntado que "habrá menos flexibilidad en Secundaria desde el punto de vista la organización de las asignaturas", mientras que en Primaria "sí habrá más", toda vez que ha añadido que el ministerio "no ha establecido unos objetivos vinculados a cada niño, sino que ha marcado un perfil de salida".

Asimismo, ha lamentado que la Lomloe "no viene acompañada de una propuesta de financiación adecuada, porque para diversificar, para programas de mejora, atender la diversidad o tener grupos flexibles se necesitan refuerzos". "En la práctica necesitamos fondos que el ministerio no ha previsto, ni aparecen como la financiación de la Lomloe", ha añadido.

Respecto a los cambios introducidos por el Real Decreto de Evaluación publicado por el Gobierno de España, Imbroda ha reafirmado que a diferencia de lo que propone el Ministerio, en Andalucía "estamos por la cultura del esfuerzo, porque no hay objetivo, éxito, sueños, no hay nada que puedas alcanzar si no es a través del trabajo", al tiempo que ha indicado que tratarán de publicar las instrucciones para la evaluación en todas las etapas educativas "a mediados de diciembre". Además, han apuntado que la nueva norma solo te deja repetir dos veces en todas la enseñanzas obligatorias.

Ha dicho que "tenemos que valorar la aplicación del Real Decreto para el actual curso teniendo en cuenta que el Ministerio pretende aplicar una evaluación Lomloe a un currículo Lomce", estructurado en asignaturas troncales, específicas y de libre configuración. "Como Administración tenemos la responsabilidad de orientar a los equipos docentes a la hora de tomar las decisiones que le atribuye la nueva ley sin un marco establecido y sobre todo garantizar que el alumnado que promocione lo hace con las competencias necesarias para poder continuar su proceso de enseñanza-aprendizaje con éxito, tal y como establece la ley".

En este sentido, y tras precisar que en el curso 18/19 "titulaba el 83,5% del alumnado en cuarto de la ESO y el curso pasado el 87,3%", han explicado, sobre la promoción en la ESO, que las decisiones serán adoptadas, de forma colegiada, por el equipo docente, y la permanencia en el mismo curso (repetición) tendrá, como hasta ahora, "un carácter excepcional". Además, el alumno promocionará con todas las materias superadas, una o dos materias con evaluación negativa y con materias con evaluación negativa, cuando "el equipo docente considere que estas no le impiden seguir con éxito el curso siguiente y se estime que tienen expectativas favorables de recuperación y que dicha promoción beneficiará su evolución académica".

Castillo ha asegurado que el Real Decreto especifica "la naturaleza de las asignaturas" como un criterio para la promoción, pero "el ministerio tampoco ha aclarado qué significa la naturaleza de las materias". Así, afirma que desde la comunidad educativa "nos piden orientaciones para clarificar el contenido de la norma y estamos valorando posibles escenarios" e incide en que se ha pedido al ministerio "aplazar la aplicación del RD para evitar el dilema Lomloe/Lomce y hemos pedido aclaraciones", pero "no hemos recibido respuesta".