El pleno del Parlamento andaluz aprobó ayer, con los apoyos de PP-A, Ciudadanos (Cs) y Vox, la abstención del PSOE-A y el voto en contra de Unidas Podemos por Andalucía y los diputados no adscritos procedentes de Adelante Andalucía, el proyecto de Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA). La conocida como nueva Ley del Suelo de Andalucía que aspira a clarificar el urbanismo y que se ha convertido en la más relevante de la legislatura tras el rechazo el miércoles del proyecto de presupuestos para 2022.

La aprobación de la LISTA, que supondrá la derogación de una veintena de leyes y decretos, permitirá la agilización de los planes municipales de ordenación urbana reduciendo los plazos y, según el Gobierno andaluz, beneficiará además a 300.000 familias, que verán regularizadas sus viviendas.

La Junta concederá ayudas a los municipios, con una cuantía de 10.000 euros, para que los ayuntamientos puedan redactar sus planes urbanísticos.

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, celebró la aprobación de la LISTA y destacó que es «una ley de legislatura» hecha «para los alcaldes», para clarificar el urbanismo y dar un impulso a la inversión.

Tras concluir la votación del dictamen y de las enmiendas que llegaban vivas al debate final de esta ley -procedentes de PSOE-A, Unidas Podemos por Andalucía, Vox y los diputados no adscritos de Adelante-, la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, agradeció, «en primer lugar, al Consejo de Gobierno, especialmente al presidente y vicepresidente», Juanma Moreno y Juan Marín, respectivamente, «por confiar en un equipo que desde el primer minuto se puso a trabajar para transformar el urbanismo en Andalucía».

Carazo dijo que esta ley llega «en un momento clave en el que Andalucía tiene que seguir impulsando esa reactivación económica», y que desde «hoy cuenta con una herramienta que va a ser fundamental para ello», según valoró la titular de Fomento, quien también agradeció la labor de los grupos parlamentarios en el transcurso de la tramitación de esta ley con la que «comienza una nueva etapa en el urbanismo andaluz», según concluyó.

El portavoz adjunto del grupo socialista, Gerardo Sánchez, subrayó que ésta es una «ley muy importante para Andalucía, que hubiera requerido una tramitación más sosegada, no por urgencia» como se ha llevado a cabo, lo que tildó de «error» porque «ha reducido los plazos a la mitad», y eso «va a repercutir en la calidad de la norma» aprobada, según dijo.

Por parte de Vox, su diputado Alejandro Hernández señaló que su grupo «cumple con lo que acordamos» porque es un partido «responsable», y en ese sentido recordó que había «comprometido su apoyo» a esta norma, si bien advirtió de que «puede ser una ley de punto y seguido», algo que «no nos gustaría», y en esa línea expresó una «cierta decepción, porque, al final, lo triste es que esta norma se parece mucho más de lo que querríamos» al anteproyecto de ley que el anterior Gobierno socialista de Susana Díaz «quiso sacar adelante», pero que «se quedó en el limbo».

Entre los grupos que sustentan el Gobierno andaluz, el parlamentario del PP-A Juan Bueno felicitó a la consejera de Fomento y consideró esta ley como «necesaria, esperada» para ayuntamientos y «muchos andaluces».

En representación de Cs, el diputado Juan de Dios Sánchez defendió que la Lista es probablemente «la ley más importante de esta legislatura» con excepción hecha de la de Presupuestos, y es una norma que «estaban esperando muchas familias, ayuntamientos, promotores, constructores y muchos inversores», y que «va a suponer un impulso económico en la comunidad».

En contra de la ley se posicionó el grupo Unidas Podemos por Andalucía, cuyo portavoz adjunto, Guzmán Ahumada, argumentó que su grupo está «en contra de la visión cortoplacista» que, en su opinión, refleja esta ley, que «es especulación».

La Ley entrará en vigor a final de año y prevé triplicar los planes

La Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía (LISTA), conocida como Ley del Suelo, entrará en vigor antes de que finalice el año y prevé triplicar los planes urbanísticos a corto plazo, según informó la consejera de Fomento y Vivienda, Marifrán Carazo, tras su aprobación. La ley se publicará en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA) esta semana y entrará en vigor a los veinte días, mientras la Consejería ha estado trabajando en paralelo la redacción de los reglamentos, algunos ya finalizados, por lo que para enero estarán todos publicados, para evitar un vacío legal. Carazo dijo que espera que con esta nueva ley haya «un aluvión» y se tripliquen los planes urbanísticos generales en proceso, que actualmente son unos sesenta. La Junta sacará también una línea de subvenciones para aprobar esos planes, ya que tres de cada cinco municipios andaluces no tiene plan general y otros han caído «en cascada».