El presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), acusó ayer a Vox de convertirse «en el gran aliado anticambio» junto con PSOE-A y Unidas Podemos por Andalucía al haber votado con ambas formaciones en contra del proyecto de Presupuestos de la Junta para 2022, que el miércoles no superó el debate de totalidad en la Cámara, al tiempo que afeó al partido que lidera Santiago Abascal en España su falta de autonomía a la hora de tomar decisiones en Andalucía respecto a lo que determina su dirección nacional, ubicada en Madrid.

En la sesión de control al Gobierno andaluz, en el pleno del Parlamento, un día después de que triunfaran las enmiendas de totalidad de PSOE-A, Unidas Podemos y Vox contra el Presupuesto del Ejecutivo de PP-A y Ciudadanos (Cs), Moreno reprochó a Vox lo que tildó de «error», su voto en contra al proyecto de cuentas autonómicas.

El presidente andaluz aseveró que «había un objetivo común» entre PP-A, Cs y Vox, «que era el cambio en Andalucía, y ustedes -en referencia a Vox- ayer lo traicionaron», le trasladó Moreno al portavoz parlamentario de Vox, Manuel Gavira, quien previamente pidió al presidente de la Junta que «coja la bandera real del cambio para Andalucía y suelte por favor la bandera socialista».

Juanma Moreno acusó al portavoz de Vox de actuar únicamente guiado por «sus siglas, su partido y sus intereses», y afeó a dicho grupo que «toma decisiones a 600 kilómetros» de Andalucía, y cuando eso sucede en un «país descentralizado» como España, «sin conocer la realidad de esta tierra», de Andalucía, se cometen «grandes equivocaciones».

El debate entre el presidente de la Junta y Manuel Gavira se inició con el portavoz de Vox reclamando para Andalucía «un gobierno que no les mienta y que esté dispuesto a romper con la herencia socialista, que alejó» a esta comunidad autónoma «durante décadas del lugar que le corresponde dentro de España», algo que, según opinó, no hace el actual Gobierno de PP-A y Cs, que «ha comprado todo a la izquierda», según le afeó a Moreno.

«Por eso ayer Vox rechazó estos Presupuestos que no le importaban ni a ustedes», le trasladó Gavira al jefe del Ejecutivo andaluz, a quien manifestó que en el Gobierno «lo tenían muy fácil» para aprobar el Presupuesto, que era «limitarse a reconocer que la única forma de que Andalucía avance es cumplir los acuerdos del Gobierno con Vox», algo que, según insistió el portavoz de dicha formación, «no hicieron» desde la Junta.

El representante de Vox afeó además a los partidos que sustentan el Gobierno de la Junta que ahora, tras el resultado del debate de totalidad del Presupuesto, «vendrán con la vieja cantinela de la pinza» entre Vox y la izquierda que «no se cree nadie en Andalucía», y al respecto puso de relieve que Vox apoyó ayer la «niñita de los ojos» de Moreno, la Ley de Impulso para la Sostenibilidad del Territorio de Andalucía.

El secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, manifestó mientras que el Presupuesto andaluz para 2022 «podría ser una realidad» con apoyo del PSOE-A si el presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), «recapacita».

«En su mano está», añadió el líder socialista en unas declaraciones grabadas en vídeo y difundidas ayer. Espadas considera lo ocurrido el miércoles en el Parlamento como un «fracaso de un gobierno y un presidente que no supo abandonar la soberbia, entender la minoría en la que se encontraba en el Parlamento y sacar adelante un acuerdo para un Presupuesto».

El líder socialista remarcó que desde su grupo «tendimos la mano antes y la volvimos a tender» este miércoles, y al respecto aseveró que, «si el Gobierno andaluz es capaz de modificar ese Presupuesto, que no tiene en cuenta prioridades básicas para Andalucía como la sanidad pública, la educación o la dependencia, sin duda podremos ayudar a que se tramite en el Parlamento y a que pudiera incluso salir adelante».

La «incógnita» electoral

La portavoz de Unidas Podemos en el Parlamento, Inmaculada Nieto, puso el foco en las elecciones y pidió a Moreno que deje el «tacticismo» y de estar pendiente sólo de las encuestas y despeje la «incógnita» de si va a convocarlas o no tras caer los Presupuestos de 2022.

Además, Nieto le demandó que aclarara si compartía o no las manifestaciones que trascendieron en un audio del vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Cs), sobre la no conveniencia de aprobar unos presupuestos para 2022 por ser un año electoral, a lo que el presidente no quiso entrar.