La Junta de Andalucía ha previsto un plan de contingencia para la vuelta al colegio este 10 de enero que, entre otras adversidades, cubrirá las bajas de docentes que se produzcan por Covid. Así lo garantizó el consejero de Educación, Javier Imbroda, quien prometió «una respuesta lo más inmediata posible» y recordó que para este regreso también se incorporará a 400 profesores de refuerzo. "Nos estamos preparando para cualquier contingencia que haya, hemos superado etapas mucho más duras que esta", apuntó Imbroda en la capital malagueña tras el homenaje con el que el Ayuntamiento de Málaga le concedió la Estrella al Mérito Deportivo.

Cuando aún le embargaba lo vivido en un emotivo acto celebrado en el palacio de los deportes José María Martín Carpena, Imbroda puso los pies en el suelo, descendió a su actual rol de consejero del Gobierno y, para reforzar sus argumentos, indicó que su consejería se está planteando "hacer llamadas por teléfono para que no sea haga por el sistema, que a lo mejor tarda varios días, y directamente podamos sustituir a aquellos docentes que tengan algún problemas de salud".

Al mismo tiempo, el consejero de Educación admitió que su consejería aún no dispone de datos que arrojen "un número determinado de docentes contagiados". "Conforme nos vayamos acercando al lunes iremos teniendo más conocimientos de causa", reconoció,

No obstante, Imbroda recordó que "400 profesores, a partir del día 10, se incorporan al margen de sustituciones o no". "Estos 400 docentes nos reforzarán, sobre todo, en las zonas en la que está nuestro alumnado más vulnerable; todos los esfuerzos que podamos hacer, y así se lo hicimos saber a las organizaciones sindicales y a los representantes de los directores, los haremos", prometió.

En opinión del consejero, "nadie discute la presencialidad en nuestras aulas porque todos somos conscientes de que hemos superado etapas mucho más duras que esta, más complejas y con muchísimas más incertidumbre, cuando incluso no teníamos ni vacunación". "Afrontamos la vuelta a las clases, dentro de estas circunstancias excepcionales que estamos viviendo, con absoluta normalidad; se ha demostrado que, aunque el riesgo cero no existe, los centros educativos y universitarios son espacios seguros y así se ha demostrado a los largo del curso pasado y este primer trimestre", agregó Imbroda.