El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha recibido ya el alta y regresa a Sevilla tras haber pasado el día en el Hospital Torrecárdenas de Almería tras ser ingresado esta mañana por una bajada de tensión.

Según han informado a Efe fuentes de la Vicepresidencia, Marín ha recibido el alta tras haber pasado una serie de pruebas médicas para conocer su estado de salud.

Marín, operado del corazón, sufrió un mareo tras hacerse la foto de familia del Ejecutivo andaluz en la Alcazaba de Almería, donde se celebraba el primer Consejo de Gobierno del año.

El Ejecutivo andaluz, en la Alcazaba almeriense. Rafael González (EP)

El vicepresidente se sintió indispuesto y fue atendido por el consejero de Salud, Jesús Aguirre, médico de profesión, y fue trasladado al Torrecárdenas.

Marín, líder de Ciudadanos en Andalucía, tenía previsto comparecer en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, pero finalmente lo ha hecho en su lugar la consejera de Agricultura, Carmen Crespo.

El presidente andaluz, Juanma Moreno, ha confirmado durante su comparecencia que Marín ha sufrido un “desvanecimiento previo al Consejo de Gobierno”, por lo que lo más “oportuno” y “sensato” era que someterlo a pruebas cardíacas en el hospital.

Según ha manifestado, de acuerdo a la información sanitaria recibida de forma previa a sus declaraciones antes los medios, el estado de Marín “no reviste una gran gravedad”.