A medida que se acerca este sábado 19 de febrero y se ultiman los preparativos para las manifestaciones contra la gestión sanitaria del Gobierno de Juanma Moreno en Andalucía, la oposición y los sindicatos convocantes van subiendo el tono de sus mensajes. Lo demostró el secretario general y candidato a la presidencia de la Junta del PSOE andaluz, Juan Espadas, al acusar a Juanma Moreno de "dar la espalda a la legitimidad democrática" para convocar actos de protesta. 

Tras reunirse con los dirigentes malagueños de Comisiones Obreras y UGT, el líder socialista dijo que "lo peor que hay en política es negar un problema, que no es un problema de UGT o Comisiones Obreras sino de los andaluces que están recibiendo un servicio que está muy lejos de las expectativas y de lo que merecen porque, por ejemplo, a los enfermos crónicos se les está privando de la posibilidad de tener un diagnóstico".

De este modo, Espadas reaccionaba a las declaraciones del portavoz de la Junta, Elías Bendodo, que acusaron a los sindicatos de "hacer de altavoces del PSOE con estas manifestaciones"

"Moreno Bonilla y Bendodo dan la espalda a la legitimidad democrática de los sindicatos para hacer una convocatoria a la que se han sumado colectivos de todo tipo, el personal sanitario y los usuarios del SAS, que le están diciendo alto y claro al Gobierno del moderado Moreno Bonilla que no será tan moderado cuando no los atiende", subrayó.

Espadas también se pronunció sobre el apoyo de Vox a la manifestación y los acusó de faltar el respeto a los sindicatos: "Ahora resulta que están de acuerdo con organizaciones en las que no creen. Es el último gesto de oportunismo y demagogia política de una fuerza política que estamos sufriendo, por desgracia en Andalucía".

A juicio del líder andaluz del PSOE, "hay razones suficientes para acudir a la manifestación del día 19 porque nos estamos jugando el sistema sanitario andaluz de hoy y de los próximos años", reiteró.

Espadas recordó que "la sanidad pública ha derivado en un colapso evidente de la Atención Primaria". "Esto no es solo un problema de la pandemia, hay un problema estructural y los responsables del Gobierno andaluz no quieren reconocer que existe este problema", apuntó.

Espadas se preguntó si el Gobierno andaluz "está dispuesto a convocar una mesa para abordar la situación de los profesionales sanitarios y si está dispuesto a renovar los contratos de los sanitarios que expiran a finales de marzo".

 "Los señores Moreno Bonilla y Aguirre saben que contarían con el apoyo parlamentario para cualquier iniciativa que mejore las condiciones del personal sanitario; el PSOE siempre va a estar dispuesto a un acuerdo en materia de sanidad pero a los acuerdos no se llega con soberbia y si no hay una disponibilidad a ofrecer los recursos que son necesarios", indicó el líder del PSOE andaluz.

La responsable de Acción Sindical de Comisiones Obreras en Málaga, Maribel Hernández, le agradeció al PSOE su adhesión a la manifestación del día 19 y se rebeló contra las declaraciones de Bendodo asegurando que "es una forma muy simplista de abordar el problema". "En 2018, ya hubo otras manifestaciones y quienes entonces estaban en la oposición nos acompañaron", rememoró Hernández. 

La secretaria general de UGT-Málaga, Soledad Ruiz, denunció que "hay una clara intencionalidad por parte del Gobierno andaluz para adelgazar la sanidad pública, sobre todo en las zonas rurales". "Con los despidos que se han producido y los que pueden volver a producirse, nos encontramos en una situación en la que está en peligro la demanda sanitaria de los ciudadanos", puntualizó Soledad Ruiz.