La detección de dos nuevos focos de gripe aviar en la provincia de Sevilla elevan a 22 el total de casos confirmados en Andalucía, ha informado este sábado la Consejería de Agricultura, que señala que se han descubierto en explotaciones de pavos de Estepa y El Rubio, en la zona de restricción de anteriores focos notificados.

De las 22 explotaciones de aves de corral afectadas en Andalucía, seis se encuentran en la provincia de Huelva y el resto en la de Sevilla.

La granja de El Rubio presenta un censo de 10.000 pavos y alrededor de un 80 por ciento de mortalidad y en el caso de Estepa, la cifra se eleva a 24.000 pavos y aproximadamente un 90 por ciento de mortalidad.

Siguiendo el procedimiento establecido, los Servicios Veterinarios de la Junta de Andalucía han procedido al envío inmediato, una vez detectados los primeros síntomas compatibles con la enfermedad y un aumento de la mortandad, al Laboratorio Central de Algete, Laboratorio Nacional de Referencia de la Influenza aviar en España.

De nuevo se trata de una cepa de la enfermedad del subtipo H5N1, el habitual en los últimos meses en diferentes puntos del continente europeo, según la fuente, que recuerda que no existen evidencias de que este subtipo pueda tener capacidad zoonótica, si bien se recomienda no exponerse a aves que muestren síntomas compatibles con la gripe aviar o se hallen muertas en el campo.

En conjunto, dentro de las zonas de restricción generadas alrededor de las distintas explotaciones foco, hay en torno a 5 millones de aves de corral en unas 600 explotaciones.

Para facilitar el movimiento de las aves de las zonas sometidas a medidas de restricción, la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible ha establecido un procedimiento canalizado de salida a matadero, que se están llevando a cabo en coordinación con las autoridades de Salud.

Los servicios veterinarios oficiales del Gobierno de Andalucía están llevando a la práctica las medidas que se hacen necesarias para lograr el control de los focos activos de gripe aviar, así como para establecer las labores de vigilancia y de protección correspondientes.

La Consejería trabaja también en el aspecto de la prevención con la intención de evitar la extensión de la enfermedad a zonas aún libres de gripe aviar en Andalucía.