El Ejecutivo autonómico ha declarado de interés estratégico para Andalucía dos proyectos empresariales en Sevilla para la transformación de la antigua fábrica de Tabacos y una nueva cárnica en Cártama, que suman una inversión de 448 millones y la generación de 3.847 empleos.

La instalación cartameña consiste en la construcción de una planta cárnica de la compañía FACCSA, mientra que en la capital andaluza, se contempla la transformación de la antigua fábrica de tabacos de Sevilla

La Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades ha informado al Consejo de Gobierno de la autorización otorgada por la Comisión Delegada para Asuntos Económicos a estas dos iniciativas, ha informado la Oficina de Comunicación de la Junta.

La declaración de interés estratégico implica el impulso preferente y la reducción de plazos a la mitad en la tramitación administrativa de los permisos y autorización necesarios para desarrollar estos proyectos empresariales relevantes para la economía andaluza.

La inversión promovida por Frigoríficos Andaluces de Conservas de Carne (FACCSA) tiene como objetivo la construcción y desarrollo de un complejo cárnico que constará de matadero de porcino con sala de despiece y almacén frigorífico para poder sacrificar 30.400 cerdos/día.

Para llevar a cabo esta iniciativa, la empresa ha estimado un presupuesto de 250 millones a ejecutar en los próximos diez años, que conllevará la creación de 2.547 puestos de trabajo, de los que 2.000 tienen un carácter directo y están vinculados al funcionamiento de la fábrica y los 547 restantes se asocian a su construcción e implantación, y el empleo indirecto podría llegar a suponer otros 3.600 en el conjunto de Andalucía.

Para la consideración de inversión estratégica, la Junta ha valorado que el proyecto implica una ampliación de la cadena de valor de la industria en la que opera.

Actualmente, y teniendo en cuenta los datos aportados por la empresa, FACCSA Prolongo exporta el 55 % de su producción, especialmente al mercado asiático y, con esta ampliación de sus instalaciones, la compañía prevé aumentar su capacidad en los próximos años e incrementar la exportación hasta un 80 % de su producción.

Por su parte, el proyecto de KKH plantea, mediante una inversión de 198 millones de euros, recuperar la antigua fábrica de tabacos de Sevilla con la creación de un complejo de uso mixto que albergará un hotel y un parque público urbano, además de una pasarela peatonal sobre el río.

La actuación también prevé la rehabilitación de los edificios industriales para distintos equipamientos de carácter público y privado.

Su ejecución implicará la creación de 800 puestos de trabajo en la fase de construcción y de otros 500 durante la explotación, sumando un total de 1.300 empleos.

Tomando en consideración ambos proyectos respaldados, el Gobierno andaluz ha tramitado desde 2019 la aprobación de catorce grandes proyectos estratégicos, que tienen una inversión global asociada de 3.986 millones e implican la creación de 13.859 empleos.