Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Elecciones en Andalucía

Los ‘número 1’ por Málaga encaran la batalla electoral del 19-J

La renovación es común a todos los partidos y afecta de lleno a los puestos de salida de las candidaturas - Respecto a las andaluzas de 2018, solo repite como cabeza de lista por la provincia el candidato del PP, quien no es otro que Juanma Moreno

Juanma Moreno, candidato del PP, durante un acto electoral. EP

Las elecciones andaluzas del 19 de junio acaparan, en este preciso instante, todos y cada uno de los movimientos que se producen en las cúpulas provinciales de los partidos que atraviesan desde la izquierda hasta la derecha el abanico ideológico. Las principales candidaturas malagueñas -las de las seis formaciones con más posibilidades de obtener representación- rezuman una renovación en los puestos de salida que también se hace visible en los números 1. Respecto a los comicios del 2 de diciembre de 2018, solo repite como cabeza de lista el candidato del PP, quien no es otro que el aspirante a la reválida Juanma Moreno. Tanto Moreno como la candidata del frente amplio de izquierda Por Andalucía, la algecireña Inmaculada Nieto, optan desde esta provincia a la presidencia de la Junta de Andalucía. Las caras nuevas en el resto de formaciones obedecen a ‘limpiezas’ de distinta índole. El ‘espadista’ Josele Aguilar representa la nueva etapa abierta en el PSOE de Andalucía. Nuria Rodríguez se impuso a la candidata del aparato andaluz en las primarias de Ciudadanos. El presidente provincial de Vox, Antonio Sevilla, lidera una lista en la que no repiten en puestos de salida los dos parlamentarios de su partido. Y Carmen Máximo ha sido elegida como un ‘perfil nuevo’ por Adelante Andalucía, después de las discrepancias internas que se produjeron en la cúpula malagueña del nuevo partido andalucista de Teresa Rodríguez. A continuación, las aspiraciones de cada partido y sus candidatos en la batalla electoral son analizados.

Juanma Moreno (PP)

El PP de Málaga repite cabeza de lista por tercera convocatoria electoral consecutiva y el elegido no es otro que el presidente de la Junta de Andalucía y líder regional del partido, el malagueño Juanma Moreno. La itinerancia por toda la comunidad de Moreno ha propiciado que una parte considerable de la precampaña presencial en Málaga esté recayendo sobre la candidata número 2, Patricia Navarro, quien fue la delegada del Gobierno andaluz en Málaga toda esta legislatura. Que el número 3 haya sido para el nuevo dirigente nacional del partido Elías Bendodo convierte a priori a la candidatura malagueña en la más ambiciosa de todas las que presenta la formación de centro-derecha para el 19-J. En el PP malagueño se espera que se cumpla la notable subida vaticinada por las encuestas y que esto les devuelva la vitola de fuerza más votada en la provincia.

En los anteriores comicios andaluces, se quedaron a unos 10.000 votos de los 152.000 sufragios cosechados por el PSOE en tierras malagueñas y esto supuso una diferencia porcentual de un punto y medio menos. Ahora, los ‘populares’ confían en subir como mínimo desde los cuatro hasta los seis diputados autonómicos por Málaga. Se da por hecho que ‘pescará’ principalmente en los cuatro parlamentarios que también tuvo Ciudadanos. El anhelo más optimista se sitúa en el doble de diputados, lo que permitiría volver a los ocho que cosechó el proyecto de Javier Arenas en 2012. Luego, Juanma Moreno se ha quedado lejos de este resultado -con cinco en 2015 y cuatro en 2018- por lo que ahora estaría ante una oportunidad propicia para recuperar parte de la representación perdida en las dos anteriores elecciones autonómicas.

Josele Aguilar (PSOE)

Josele Aguilar, candidato socialista

La profunda renovación realizada en la candidatura malagueña por Juan Espadas ha situado al actual senador Josele Aguilar -quien ya fue incluido en la Ejecutiva Regional que salió del congreso de Torremolinos- como cabeza de lista por Málaga del PSOE al Parlamento de Andalucía. Josele Aguilar es un abogado malagueño con cierto prestigio -especializado en Derecho Civil, Inmobiliario Registral y Mercantil, así como experto en prevención de blanqueo de capitales- y también abraza a su currículum la experiencia como docente de Derecho Civil en la Universidad de Málaga. Josele Aguilar siempre ha desarrollado su oficio de forma paralela a la militancia en el PSOE que heredó en su familia. En la formación socialista malagueña, llegó a ser vicesecretario general entre 2000 y 2004. Además, fue miembro del Comité Federal del PSOE entre 2012 y 2014. De su paso del Senado a la política andaluza se desprende que ocuparía funciones de responsabilidad en el caso de que su partido regrese al Gobierno andaluz. En Málaga, el PSOE parte de la certeza de que el triple empate a cuatro escaños con el PP y Cs no se repetirá, por lo que aspira a mejorar su resultado o, incluso, a seguir siendo la fuerza más votada en la provincia, pese a la subida que se le presume al PP. En los últimos meses, el ahora candidato número 1 ha abandonado el rol que lo delataba como inquilino habitual del sector crítico.

Nuria Rodríguez (Ciudadanos)

Nuria Rodríguez, candidata de Ciudadanos Álex Zea

La cabeza de lista de Ciudadanos, Nuria Rodríguez, ilustra la confianza también depositada en otros territorios por el partido en los delegados de Turismo de la Junta. Eso sí, ella tuvo que presentarse a unas primarias en las que consiguió el apoyo de tres de cada cuatro de los afiliados que participaron. Y eso que enfrente tenía a una candidata bendecida por el líder regional, Juan Marín, como era el caso de la hasta entonces portavoz de Cs en el Parlamento de Andalucía, la cartameña Teresa Pardo. Nuria Rodríguez es técnica de ventas y organización comercial. Desde que dio el salto a la política, su proyección se ha disparado especialmente con su labor, iniciada en febrero de 2019, como delegada territorial de la Junta de Andalucía en materia de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local. Anteriormente, entre 2015 y 2019, fue teniente alcalde y concejala de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Mijas. Ahora, en tiempos difíciles en los que los sondeos le quitan al partido liberal la inmensa mayoría de sus 21 escaños andaluces de 2018, ella asume un desafío encaminado a que Cs no pierda la representación por Málaga en la cámara autonómica. Un solo escaño ya sería celebrado. La predilección de la que goza su partido en esta provincia quedó de manifiesto, precisamente, en las anteriores elecciones andaluzas. Cs obtuvo cuatro diputados, los mismos que el PP y el PSOE.

 Inmaculada Nieto ( Por Andalucía)

Inmaculada Nieto, candidata de Por Andalucía

A Málaga le ha correspondido como cabeza de lista, nuevamente, a la candidata a la presidencia de la Junta de Andalucía de la confluencia de Izquierda Unida y Podemos. Esta vez, sendas formaciones lideran con la marca ‘Por Andalucía’ un amplio frente de izquierdas marcado por la convulsión interna junto a Más País, Verdes Equo, Iniciativa del Pueblo Andaluz y Alianza Verde. La carrera en IU de Inmaculada Nieto -licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad de Granada con un máster en Administración Pública- parte de la política municipal en su Algeciras natal, dónde fue concejala. Y se proyecta con especial énfasis en la labor realizada en los últimos diez años como diputada autonómica en el viejos hospital sevillano de las Cinco Llagas. Precisamente, en la sede del Parlamento de Andalucía, se ha labrado galones de parlamentaria respetada que, incluso, llega a recabar elogios entre sus adversarios. Tras los obstáculos que sacudieron el nacimiento de Por Andalucía con la ‘rebelión’ y el retraso de Podemos como armas que intentaron que ella no fuera la candidata, Nieto presentó este nuevo proyecto político sin estridencias y pidiendo disculpas por todo lo sucedido. Aunque existe el precedente de 2018 en el que con Teresa Rodríguez al frente la confluencia logró tres diputados por Málaga, la consecución de al menos dos escaños es el objetivo que se marca Por Andalucía en esta provincia.

Antonio Sevilla (VOX)

El cabeza de lista de Vox por Málaga y presidente provincial del partido, Antonio Sevilla.

La elección de Antonio Sevilla como cabeza de lista de Vox encaja dentro de la apuesta que el partido de derecha ha hecho por sus presidentes provinciales, a la hora de confeccionar sus candidaturas para el 19-J. Sevilla se convirtió en el máximo responsable de la formación en Málaga tras la creación de una gestora que reaccionase a la vacante dejada por Enrique de Vivero, quien en noviembre de 2020 dimitió como presidente provincial solo un mes después de haber sido elegido en las primarias. Sevilla, que anteriormente formó parte de la dirección provincial y de la candidatura derrotada en el proceso interno, asumió las riendas del partido en los albores de 2021 y, desde entonces, ha sido con el visto bueno de la diputada Patricia Rueda el interlocutor malagueño con la dirección nacional. Antonio Sevilla es, además, uno de los concejales de Torremolinos que apoyó la moción de censura del PP para arrebatarle la alcaldía al PSOE. Sus conocimientos del turismo costasoleño le avalan en el seno de su formación, que ha puesto en valor su condición de empresario del sector y su experiencia como director de hotel. La lista que él capitanea se enfrenta ahora al cometido de hacer buena la subida en Andalucía que le vaticinan las encuestas al proyecto de Santiago Abascal y, por ende, superar el resultado malagueño de dos escaños registrado en 2018.

Carmen Máximo (Adelante Andalucía)

Carmen Máximo (Adelante Andalucía)

La nueva propuesta andalucista de Teresa Rodríguez encomendó a la búsqueda de nuevos perfiles la elección de sus principales candidatos en la provincia de Málaga. A este proceso atribuye, precisamente, la formación de izquierda el hecho de que Carmen Máximo sea su cabeza de lista por la misma geografía en la que en 2018, con la misma marca aunque con un proyecto muy distinto, aspiró la propia Rodríguez a la presidencia de la Junta de Andalucía. Muy lejos queda aquella confluencia de Podemos e IU de la propuesta que ahora se ha refundado y, de hecho, la pérdida de la subvención electoral y de la presencia en los debates es una de las cruzadas con las que inicia su carrera el nuevo Adelante Andalucía. La propia candidata malagueña, Carmen Máximo, criticó en días pasados que «desde Izquierda Unida reclamaron ser herederos únicos» y echó en falta «un reparto equitativo» de estos recursos entre Por Andalucía y Adelante. Carmen Máximo es ingeniera en Informática y se define como «docente de la pública, republicana, anticapitalista y sindicalista». La consecución de un escaño sería un buen resultado en Málaga y haría malas las encuestas que, como mucho, le dan a la papeleta andalucista el sillón de la roteña Teresa Rodríguez por la provincia de Cádiz.

Compartir el artículo

stats