La consejera de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural, Carmen Crespo, ha señalado que el encuentro de la comisión técnica de la Mesa Nacional de la Sequía, convocada este lunes por el Gobierno, ha "defraudado" las expectativas de la Junta de Andalucía, que ha demandado al Ejecutivo central "compromiso" en el actual contexto, que requiere de "nuevas medidas" a nivel político.

En unas declaraciones en Dúrcal (Granada), donde ha visitado unas obras de conservación, mantenimiento y restauración en el cauce del río, Carmen Crespo ha lamentado que la reunión haya sido del "grupo técnico" de la Mesa de la Sequía para hacer un seguimiento de las medidas "adoptadas en marzo".

La titular andaluza de Agricultura ha resaltado que la Junta ha activado dos decretos de sequía con medidas por "un importe de 141 millones de euros" para el 33 por ciento de las cuencas, que son de su competencia, si bien necesita del "auxilio del Gobierno de España" para la zona que depende de su gestión, un 67 por ciento del total.

Sobre las medidas implementadas por el Ejecutivo central, ha criticado que el decreto relativo a la cuenca del Guadalquivir conlleve un importe de 9,6 millones de euros, en un momento en que los embalses de Andalucía tienen una media de "26 por ciento en estos momentos" de su capacidad.

Las peticiones de la Junta en este contexto pasan por la doble tarifa eléctrica para el regante, la bonificación del agua desalada, la bajada de los impuestos a los agricultores, y la reprogramación de los fondos Next Generation, pues, de lo contrario, está "en desventaja gran parte de España" y sobre todo "la parte del sur del sur más seca".

Ha incidido asimismo en su petición de que se comience o se dote de un ritmo más ágil a infraestructuras de interés del Estado en la comunidad pendientes como las canalizaciones del sistema de Rules, en la costa de Granada, que son "vitales para la situación de sequía", en la línea además de lo analizado con las organizaciones agrarias en la mesa de interlocución.

"Estamos dispuestos a trabajar hombro con hombro" por el interés general de los ciudadanos, ha señalado Crespo, que ha apostado por juntar "las manos" con el resto de administraciones, y partiendo de la base de que "la Junta de Andalucía ha sido previsora" de cara a un momento en que, ha proseguido, "la situación perniciosa de la sequía y de los altos costes de producción" supone un "lastre" para la economía del sector agrícola y del mundo rural en su conjunto.

La Junta además colabora con la administración local, que en estos momentos "no puede" afrontar esta situación, en casos en que no pueda disponer de agua más que para "solo 120 días", ha señalado Crespo, que ha mostrado su agradecimiento al presidente del Ejecutivo andaluz, Juanma Moreno, y al conjunto del Consejo de Gobierno por ampliar la dotación de recursos económicos a la Secretaría General del Agua frente a la sequía.

"La situación de sequía no espera más y en Andalucía vamos a seguir tomando medidas", ha afirmado además la consejera, que ha apuntado que próximamente se activará una línea de ayudas para respaldar la construcción de abrevaderos para el ganado y se resolverá la última convocatoria de subvenciones relativa a la conexión de las instalaciones de regadío con las depuradoras de las que es posible obtener aguas regeneradas. A esta última iniciativa se destinan 25 millones de euros.

En este contexto y por todo ello, Crespo ha reclamado la convocatoria de la Mesa Nacional de Sequía "al más alto nivel político" para impulsar nuevas medidas adicionales encaminadas a hacer frente a la situación actual.