El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, consideró ayer que el nuevo impuesto a las grandes fortunas anunciado por el Gobierno es una «contrarreforma» improvisada, «ridícula y esperpéntica» hecha ahora para «atacar a Andalucía» por anunciar la supresión del impuesto de patrimonio.

En declaraciones a la prensa en Madrid, al entrar a una reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP, Moreno subrayó que el Gobierno intenta «un ataque directo a Andalucía» después de que él anunciara la bonificación plena del impuesto de patrimonio en el marco de su competencia autonómica.

«De buenas a primeras en los despachos de la Moncloa se inventan un impuesto que es una contrarreforma», opinión el presidente andaluz, quien recordó que esa bajada fiscal estaba incluida en el programa electoral del PP en Andalucía.

A su juicio, el Gobierno muestra una «’podemización’ cada vez más clara y contundente, un giro más a la izquierda», y lamentó que lo haga tras el anuncio de Andalucía y no cuando Madrid, País Vasco o Cataluña toman sus decisiones fiscales.

Moreno indicó que en el PSOE «no tienen claro» si son «autonomistas, federalistas o centralistas» y que están «dando mal ejemplo e incertidumbre absurda a los inversores».

Por su parte, también a la entrada de la reunión de la Ejecutiva en Génova, el líder del PP de Castilla-La Mancha, Paco Núñez, pidió al presidente castellanomanchego, Emiliano García-Page, que le reciba para escuchar su propuesta de bajada fiscal y que «se aleje» de la postura de «armonización fiscal al alza».

«Hoy en España los que están defendiendo subir impuestos son Sánchez, Page y los comunistas de Podemos; es muy triste para el conjunto de los castellanomanchegos», subrayó Núñez.

Por su parte, el secretario general del PSOE-A, Juan Espadas, afeó ayer al presidente de la Junta, Juanma Moreno, que «no puede ahorrarle 120 millones de euros a las rentas más altas de Andalucía» si «dice que la región necesita más recursos del Gobierno de España y, por tanto un nuevo modelo de financiación autonómica», así como que «no puede decir que hay que ser reivindicativos» para que «el Gobierno de España mande más recursos» cuando con la reforma fiscal llevada a cabo «se pierde» un dinero que «es necesario» para «quedar bien con no sé qué intereses».

Te puede interesar:

Así lo manifestó antes de mantener una reunión con la Ejecutiva Provincial del PSOE de Huelva para tratar los temas «de interés» de los ciudadanos y sus «demandas» para «trasladarlas a debate», donde preguntó al presidente de la Junta «si va a gobernar para la mayoría de los andaluces o solo para unos pocos, que son los que más renta tienen».

Esto, en referencia al decreto que ha aprobado con una serie de reformas fiscales que incluyen la supresión, en la práctica, del impuesto del Patrimonio en la comunidad autónoma y a la deflactación en el tramo autonómico del IRPF.