El pleno del Parlamento andaluz pidió ayer, por unanimidad, instar al Gobierno de la Junta a culminar la ejecución de aproximadamente una treintena de obras declaradas de interés general de la comunidad autónoma en junio de 2020 y en marzo de este año 2022, cuyo grado de inicio y de ejecución «no es acorde con la situación excepcional de sequía que padece Andalucía».

Así lo acordó el pleno en el marco de una moción presentada por el grupo socialista que se votó por separado -entre siete bloques de puntos- y que salió parcialmente aprobada con los apoyos de PP-A, Vox, Por Andalucía y el Grupo Mixto-Adelante Andalucía.

Entre las obras cuya ejecución ha reclamado el Parlamento a la Junta en virtud de esta iniciativa figuran las de abastecimiento en alta en el Valle del Almanzora; las obras de garantía de abastecimiento en alta de agua desalada en el Poniente almeriense y Almería; la nueva conducción de abastecimiento desde el embalse de Guadalcacín hasta el Partidor de la Peruela; las obras de mejora de la garantía de abastecimiento a núcleos de la comarca de la Janda; las obras de conducción de abastecimiento en alta desde El Cerrillo a Cerro Muriano; la conducción de abastecimiento a la Costa Tropical desde el sistema Béznar-Rules; las obras de mejora de la garantía de abastecimiento a los municipios de la Contraviesa granadina, y el aumento de la capacidad de regulación de los depósitos del sistema Huelva.

También, la mejora de la garantía de abastecimiento a los municipios de la sierra de Huelva; las obras de mejora de la garantía de abastecimiento del sistema Quiebrajano-ETAP de Jaén; las conducciones generales de abastecimiento del sistema Vipbra (segunda fase); las obras de abastecimiento en alta a la zona norte de la provincia de Málaga; las actuaciones para mejora de abastecimiento en alta a la zona del Bajo Guadalhorce; la mejora de la interconexión de los sistemas Campo de Gibraltar y Costa del Sol; la mejora de la garantía de abastecimiento en alta al núcleo de Burguillos y en la Sierra Sur de Sevilla.

Igualmente, entre las obras declaradas de interés autonómico en marzo de 2022 cuya ejecución se reclama a la Junta con esta moción figura la mejora del funcionamiento y calidad del agua de la IDAM de Marbella y de la estación de tratamiento de agua potable (ETAP) de Río Verde.

También, la estación de tratamiento de aguas procedentes de los pozos del río Guadiaro; la mejora de la ETAP de Pilones y conducciones para el abastecimiento a núcleos del Bajo Guadalhorce; la ejecución del tratamiento terciario de la EDAR Peñón del Cuervo y conducciones de conexión con la EDAR del Rincón de la Victoria para aprovechamiento para riego de las aguas procedentes de la EDAR Peñón del Cuervo, reservando así recursos regulados del embalse de Viñuela, y la conexión del tratamiento terciario de la EDAR del Rincón de la Victoria con el ámbito geográfico del Plan Guaro para el aprovechamiento de aguas regeneradas para el riego, reservando así recursos regulados del embalse de Viñuela.

El parlamentario socialista Rafael Márquez defendió esta moción instando al Gobierno de Juanma Moreno a dar «un paso adelante» con una estrategia integral de forma responsable ante la sequía, que incluya finalizar las obras pendientes, minimizar el impacto en sectores afectados e implementar normativas que mejoren el uso del agua.

Lamentó que Moreno califique la legislatura como «del agua, pero espere que pongan recursos todos menos la propia Junta», y en esa línea criticó que «no van a presupuestar ni un solo euro más allá de la publicidad».

Márquez recordó que Moreno declaró en dos años 33 obras de interés autonómico, pero «más del 50% ni se han iniciado», y apuntó que no será por un problema de recursos, teniendo en cuenta que el presidente de la Junta ha suspendido el canon del agua que las sufragaba, según puso de relieve.

«Cortar el grifo de financiación propia para decir que no hay recursos salvo que el Gobierno transfiera y, si no, es que maltrata a Andalucía es pura demagogia política», sentenció el diputado socialista.