La Junta de Andalucía ha firmado un protocolo de colaboración con Vodafone con el fin de impulsar soluciones tecnológicas y casos de uso a través de la investigación y la innovación y, así, seguir avanzando en la transformación digital de la comunidad andaluza.

El acuerdo ha sido firmado este martes en la sede del Vodafone Innovation Hub de Málaga por el consejero de la Presidencia, Interior, Diálogo Social y Simplificación Administrativa, Antonio Sanz, a través la Agencia Digital de Andalucía, y tendrá una duración de cuatro años, hasta 2026, aunque puede prorrogarse hasta 2030.

En declaraciones a los periodistas, Sanz ha explicado que este protocolo permite desarrollar "capacidades de actuación conjunta donde la Junta de Andalucía detecta una necesidad, se lo traslada a Vodafone, que investiga y ofrece soluciones tecnológicas a esas necesidades".

Se trata, ha incidido, de "aplicar las últimas tecnologías que se investigan" en el centro de Vodafone de Málaga, que ha calificado de "excelencia", para plantear soluciones prácticas capaces "de mejorar el proceso de transformación digital" y poder impulsar "servicios avanzados en distintos ámbitos", poniendo como ejemplo las emergencias, los incendios forestales o la simplificación de la administración.

Las líneas de investigación, desarrollo teórico, ensayos necesarios y aplicaciones prácticas serán desarrolladas de forma coordinada por las dos partes. Según establece el protocolo firmado por la Agencia Digital y el Centro de Excelencia, los proyectos se centrarán en pruebas de concepto con alcances definidos, se implantarán en entornos reales y serán puestos en marcha y supervisados por grupos de trabajo de la Junta y Vodafone.

El acuerdo determina, además, la creación de una Comisión de Seguimiento, que velará por el adecuado desarrollo y cumplimiento de los objetivos previstos para el desarrollo tecnológico andaluz.

Para Sanz, este protocolo es un ejemplo más de "lo que es posible con la colaboración público-privada" y un paso "decisivo" en la "revolución digital" en la que está inmersa la administración andaluza con el objetivo de estar en 2030 "100% digitalizada" y para convertir a Andalucía "en líder de esta transformación" a nivel de las comunidades autónomas.

El consejero ha destacado el avance del sector tecnológico, apuntando que "es muy posible que poco tiempo sea el tercer pilar económico" de la región, y ha indicado que protocolos de colaboración de este tipo se suman a otras "medidas potentes" que está llevando a cabo el Gobierno andaluz para esa transformación digital.

En este punto, se ha referido a la automatización de trámites para simplificar los tiempos, precisando que son ya más de 20 procesos robotizados de gestión con la ciudadanía, "lo que significa más de 230.000 horas de ahorro", destacando, en este sentido, la reducción de los tiempos en cuestiones como la concesión de ayudas.

También ha aludido a la adjudicación del contrato "para que Andalucía tenga la mayor red wifi de Europa", así como los puntos 'Vuela', que conectan a la ciudadanía con la administración desde cualquier lugar y que supondrán "avances importantes" para la población con el fin de llegar a la "transformación de la vida con mejores servicios desde la Junta de Andalucía".

Todo esto se enmarca en la Estrategia Digital con horizonte 2027, "en la que vamos a invertir 1.000 millones en los próximos años", ha dicho Sanz, quien ha subrayado también la importancia del Centro Ciberseguridad que se instalará en Málaga, y que contribuirá a hacer de la ciudad y de Andalucía "referente" nacional e internacional en este sentido, como lo hace ya el Centro de Excelencia en I+D de Vodafone "para atraer proyectos empresariales y la creación de productos y servicios basados en la innovación y las nuevas tecnologías".

Por su parte, el director territorial de Vodafone en Andalucía, Rafael Alcaide, ha señalado que "este acuerdo nos va a permitir colaborar con la Junta para impulsar la transformación digital de Andalucía poniendo las tecnologías más punteras como 5G el metaverso, inteligencia artificial, o big data al servicio de los ciudadanos en sectores como las emergencias, la teleasistencia, el turismo, la industria, etcétera".

El propósito del Centro europeo de I+D en Málaga, que ya cuenta con 200 empleados, es acelerar la transición digital con la creación de productos y servicios del futuro.

Este hub de talento internacional está especializado en el desarrollo de nuevas soluciones tecnológicas y servicios digitales innovadores basados en comunicaciones unificadas, IoT (Internet de las Cosas), Edge Computing, MPN (Mobile Private Network) y OpenRAN (el estándar de redes abiertas e interoperables).

Asimismo, gestiona las operaciones comerciales del Grupo Vodafone y clientes empresariales en once países, aprovechando la tecnología, experiencia y escala global de la operadora.

Algunos de los proyectos clave del centro son el desarrollo de proyectos completos de IoT para diferentes verticales de negocios --incluidos Bienes de Consumo y Hogar, Automoción, Seguridad y Nube, Logística, Ciudades Inteligentes o Industria 4.0--, y el desarrollo de plataformas de Internet de las Cosas para negocios digitales.

También se creará un Centro de Diseño de Transformación Digital con expertos en experiencia de cliente, se promoverá la gestión de redes privadas móviles, el desarrollo de aplicaciones 5G, el uso de aprendizaje automático en redes, o la creación de interfaces digitales. Asimismo, otra de las apuestas será la innovación a través, por ejemplo, del diseño de especificaciones para chips de OpenRAN.