El exvicepresidente del Gobierno e histórico dirigente socialista Alfonso Guerra ha advertido este martes de que puede ser "dañino electoralmente" para el PSOE una negociación con ERC que culmine en la rebaja de las penas por delito de sedición contempladas en el Código Penal, y ha subrayado que "la gente tiene olfato" y no acepta "monsergas".

Alfonso Guerra se ha pronunciado así en una entrevista en Canal Sur Radio, recogida por Europa Press, a propósito del compromiso que adquirió el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras llegar a la Moncloa de reformar el delito de sedición para rebajar su pena, y que ha cobrado actualidad por la petición de ERC para que se materialice de una vez por todas coincidiendo con el debate de los Presupuestos Generales del Estado (PGE).

El también exvicesecretario general del PSOE ha recordado que "el Gobierno" de Sánchez "justifica" que esa posible reforma del delito de sedición "va por separado" de la negociación de los PGE de 2023, pero ha advertido de que "la gente tiene la mosca detrás de la oreja", y "si están negociando los Presupuestos y ponen encima de la mesa" ese asunto, "muy separado no creo que vayan".

Tras añadir que "sacar los Presupuestos" adelante "siempre es una tarea muy complicada para cualquier gobierno", Alfonso Guerra ha opinado que "rebajar las penas de una gente que ha sido condenada por sedición --en alusión a los condenados por el proceso independentista catalán que conllevó la convocatoria del referéndum del 1 de octubre de 2017-- resulta muy difícil, muy duro de aceptar".

Al hilo, ha advertido contra "monsergas" como la que, según ha criticado, "ahora se oye todos los días", y que pasa por "decir que Bildu está haciendo lo que le pedíamos" los demócratas, "que dejara los tiros y viniera a las urnas", y frente a ello Guerra ha puntualizado que "le pedíamos más cosas" a ese partido, "que condenara el terrorismo" de ETA, "que nos ayude a descubrir los asesinatos" de crímenes pendientes de aclarar, y ha comentado que "nada de eso hacen" desde Bildu.

"La gente tiene olfato, y todo ese tipo de negociación la gente no la acepta, y electoralmente va a ser dañino para el PSOE", ha augurado Alfonso Guerra, quien ha subrayado que se trata de "asuntos tan delicados que en sí mismos necesitan mucha reflexión", y que ha apuntado que "el electorado socialista anda un poco preocupado".

Además, ha criticado a quienes "están con esta historia" de que con la reforma del delito de sedición se busca poner el Código Penal "al nivel de los europeos", y ha aseverado que "eso es mentira", porque "los europeos tienen toda clase de leyes, variadas", y, aunque "en la terminología que utilizan la de sedición no existe, las condenas son tan altas o más que aquí" por ese tipo de supuestos.

Negociación para renovar el CGPJ

Por otro lado, preguntado por las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Alfonso Guerra ha comenzado comentando que le parece "un error" que "la negociación" actualmente en marcha "está hecha entre el Gobierno y el partido de la oposición", en referencia al PP, y "eso no dice la Constitución ni la ley del Poder Judicial, que dice que la negociación es entre los grupos parlamentarios".

Por tanto, "el Gobierno no tiene nada que negociar, son los grupos parlamentarios, y si dos se ponen de acuerdo y suman, los otros no tienen por qué reclamar ningún miembro", ha comentado el exvicepresidente, quien en esa línea ha criticado que "una de las partes" de la negociación actual "es un ministro" del Ejecutivo.

Además, Alfonso Guerra ha dicho que le "sorprende mucho que llegue" a este país "un comisario de la Unión Europea --en referencia al de Justicia, Didier Reynders-- a decirle a España cómo hay que votar los miembros del CGPJ y nadie le haya dado aquí un bofetón metafóricamente".

También ha aseverado que los jueces que elija el Parlamento para el CGPJ "no se pueden salir de la lista de 50 que le dan las asociaciones de jueces". Ante ello, ha subrayado que él reivindica "la soberanía popular" para proceder a renovar el órgano de gobierno de los jueces, "más que las asociaciones" de magistrados, "que ya tienen una participación enorme porque dan las listas que hay que elegir", según ha incidido Alfonso Guerra.