El 80% de las urgencias pediátricas en Atención Primaria y hospitales de Andalucía están relacionadas con la bronquiolitis. Pese a lo elevado de este dato, la consejera de Salud y Consumo, Catalina García, asegura que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) no ha tenido que activar por el momento medidas extraordinarias.

La tasa de incidencia de este virus respiratorio en la comunidad está cuatro puntos y medio por debajo de la media nacional, traslada Catalina García, «por lo que el plan de alta frecuentación que se aprobó en Andalucía no se ha tenido que poner en marcha». Por fortuna, señala la consejera de Salud, «dadas las condiciones meteorológicas que hasta ahora hemos tenido no se ha activado ninguna medida extraordinaria en ningún centro hospitalario y en ningún centro de atención primaria».

Sin embargo, el número de urgencias debidas a esta patología no deja de aumentar, confiesa García. Estas representan ya el 80% de las que se reciben en Atención Primaria y en hospitales. Además, la consejera señala que este año hay un «nuevo hándicap porque la bronquiolitis se centraba hasta ahora en los menores de dos años y ahora afecta a niños de hasta cuatro años, por la menor exposición a los virus debido a las medidas de protección frente al Covid». Así, Catalina García advierte de que la situación de comunidades autónomas del norte y de otros países europeos «permite augurar que vamos a tener mayor número de bronquiolitis y de gripes cuando llegue el frío».

La consejera de Salud señala que si bien han existido «problemas puntuales» por casos de bronquiolitis en Almería o en Sevilla, «no se han tenido que actividad medidas extraordinarias, con lo cual todavía no estamos en el pico.

Abastecimiento de amoxicilina

Te puede interesar:

Preguntada por si Andalucía puede sufrir problemas por el desabastecimiento de amoxicilina en las farmacias, Catalina García indica que «sabemos que la industria está aumentando su producción y, mientras, las farmacias lo que están haciendo es dar un antibiótico que pueda suplir la amoxicilina y recomendando a los padres cuáles son las dosis».

Por tanto, la consejera asegura que «no hay peligro en este momento porque tenemos otros antibióticos que lo pueden suplir».