El servicio de emergencias de Andalucía ha coordinado este viernes alrededor de quinientas incidencias por la lluvia y el viento en Andalucía, la mayoría por anegaciones de casas, locales y carreteras.

Los avisos se han recibido desde todas las provincias andaluzas, aunque han sido más numerosos en la de Sevilla (más de un centenar), Málaga y Granada.

La mayoría de los incidentes gestionados por el 112 se han debido a anegaciones parciales de viviendas y locales comerciales, acumulación de balsas de agua y piedras en diversas carreteras de la red viaria, así como a caída y desprendimientos de objetos, árboles y elementos del mobiliario urbano a causa de las rachas de viento.

En la provincia de Sevilla, los municipios más afectados han sido Alcalá de Guadaíra, Dos Hermanas y Sevilla capital, aunque también se han registrado incidencias en otras localidades como Aznalcázar, El Ronquillo, Pilas, Bormujos y Guillena, entre otros.

Destaca la anegación de la rotonda de acceso a Dos Hermanas, en la A-392, que ha quedado cortada durante la intervención de los operativos y en Pruna, los bomberos han rescatado a dos personas que permanecían en el techo de un vehículo que había quedado atrapado por el agua, sin que se hayan producido heridos.

En Málaga, la caída de un rayo sobre un edificio situado en la calle Sancho Miranda en la capital ha provocado un incendio en una vivienda, sin que haya constancia de heridos y se han recibido avisos de otras localidades como Vélez-Málaga, el Rincón de la Victoria y Alhaurín de la Torre, así como en Campillos, por anegaciones en viviendas y locales, sin que haya constancia de personas afectadas.

La carretera N-331 permanece cortada al tráfico entre los kilómetros 110 y 113 (Antequera), en ambos sentidos de la circulación, por anegaciones y balsas de agua en la calzada.

En Cádiz se han registrado alrededor de medio centenar de incidencias, ya que las precipitaciones han causado anegaciones en locales, sótanos y casas de la Algeciras, La Línea de la Concepción, El Bosque, Villamartín y Setenil de las Bodegas, entre otros municipios.

En Jerez de la Frontera, además, las precipitaciones han provocado balsas de agua e inundación de algunos tramos de las carreteras CA-3101 y la CA-4103 y se han producido desprendimientos de piedras en otras vías como la A-372 (El Bosque), la A-373 (Villamartín) o la CA9120 (Setenil).

El viento también ha provocado una veintena de incidencias en la provincia gaditana, sin que tampoco haya habido personas heridas.

Las rachas de viento han causado caída y desprendimientos de árboles, ramas, cascotes de fachadas y cornisas, toldos y del alumbrado navideño en municipios como Algeciras, La Línea de la Concepción, San Roque, Cádiz capital, Jerez de la Frontera o Rota.

En la provincia onubense se han gestionado una decena de incidentes por anegaciones o caída de elementos del mobiliario urbano, entre otros municipios en Isla Cristina, Valverde del Camino, San Juan del Puerto, Cartaya y Huelva capital, donde el desprendimiento de una cornisa ha provocado lesiones a una mujer que transitaba por la calle Gravina.

En Córdoba se han coordinado, una veintena de incidentes relacionados con la meteorología, sin que en ninguno de los casos se hayan producido daños personales y se han debido a anegaciones de calles y locales en Córdoba capital, sobre todo, en Bujalance y Fuente Palmera, y por daños causados por el viento en la capital cordobesa.

Los incidentes provocados por las precipitaciones (más de 70) en Almería han tenido lugar todos a partir de las 16.15 horas de la tarde, momento en que han comenzado las lluvias más intensas en la provincia.

La mayoría de estos avisos han tenido lugar en la capital, donde el agua ha causado anegaciones en comercios, calles, viviendas y pasos subterráneos.

También se han producido incidencias en otros municipios como Viator, donde un paso a nivel ha quedado inundado y algunos vehículos se han quedado atascados, sin que nadie haya resultado herido, o Roquetas de Mar, donde la anegación de una rambla también ha provocado que varios turismos quedaran atrapados por el agua.

En cuanto a las carreteras, se han gestionado incidentes por balsas de agua, desprendimientos de piedras en la vía y anegaciones en la calzada en la A-7 (El Ejido), la N-340 (El Ejido) y la A-348 (Fondón), entre otras.

La provincia jiennense es la que menos incidencias ha registrado con una decena de avisos por caída de elementos del mobiliario urbano y ramas de árboles en la capital, Villacarrillo, Bailén y Begíjar. También se han recibido llamadas en el 112 por la presencia de barro y piedras en la calzada de dos carreteras comarcales de Lopera y La Carolina.

En la provincia de Granada se han gestionado alrededor de 80 incidencias y en ningún caso se han producido heridos, y los incidentes han tenido lugar en un gran número de municipios como Granada capital, Pampaneira, Santa Fe, Pinos Genil, Lanjarón, Albolote, Fuente Vaqueros, Lecrín, Polopos, Alhama de Granada, Motril y Nigüelas.

La mayoría de los requerimientos han sido porque el agua entraba en casas, locales comerciales y garajes, además de por desprendimientos en las calzadas de algunas vías como la A-44, la N323, A-337, A-348 o la A-4132, entre otras.