El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, ha exigido este sábado en su primer discurso de fin de año con mayoría absoluta "respeto a la autonomía" de los andaluces para "aplicar nuestras propias decisiones", porque considera que se ha demostrado que "funcionan" y se "toman como referencia", y se ha marcado el objetivo de "liderar el debate político en España".

Moreno ha hecho este llamamiento durante su tradicional mensaje de fin de año, que este 2022 ha retrasado a la misma Nochevieja y que ha elegido realizar desde la cooperativa olivarera Picualia, en Bailén (Jaén), como reconocimiento a uno de los sectores económicos, el agrícola, que más directamente está sufriendo los efectos de la sequía y el encarecimiento de los costes de producción.

"Sé que para muchos estas son unas Navidades con el cinturón apretado. Tengo muy claro que, en una situación complicada como la que vivimos, los andaluces no quieren ver cómo los políticos nos echamos los trastos a la cabeza", ha asegurado el jefe del Ejecutivo andaluz, que ha dejado claro que cree "en la moderación y en el consenso por encima de todo" y le "gustaría que desde Andalucía transmitamos a España y al mundo ese sentido de la tolerancia que es tan nuestro".

En su primer mensaje como presidente con mayoría absoluta, Moreno ha defendido que "nadie es imprescindible y todos pasaremos" y por ello se debe "gobernar con sentido de la Historia, intentando acertar en el presente, pero también poniéndonos en el lugar de los que han de juzgarnos en el futuro.

Aunque ha admitido que el desempleo sigue siendo la principal preocupación y para ello la Junta prioriza medidas como la rebaja de impuestos y la reducción de burocracia, Moreno ha resaltado que Andalucía tiene que "creerse" que es una comunidad "líder" en parámetros como el turismo y el número de autónomos, con "cifra récord" en exportaciones cerca de los 40.000 millones de euros y haber duplicado la inversión extranjera.

Acto seguido ha reivindicado que Andalucía debe "aspirar también a liderar el debate político en España" ahora que "es observada y goza de credibilidad". "Llevamos años viendo cómo Madrid y Cataluña marcan el paso de los debates nacionales. ¿Y por qué no Andalucía, que es el lugar donde vivimos más españoles?", se ha preguntado para resaltar a continuación como "otros territorios" se han sumado a su propuesta de bajada de impuesto e incluso el propio Gobierno de España "que por fin ha bajado el IVA a los alimentos básicos" como propuso Andalucía en la Conferencia de Presidentes el pasado mes de marzo.

"Las propuestas de Andalucía funcionan"

Moreno ha presumido de que "las propuestas de Andalucía funcionan, se nos toma como referencia y los andaluces podemos sentirnos orgullosos de ello", por lo que ha reclamado "respeto a nuestra autonomía para aplicar nuestras propias decisiones". "Los andaluces nos han dado su confianzapara adoptar esas medidas y exijo respeto para ellos", ha subrayado en clara referencia a la mayoría absoluta que alcanzó el pasado 19 de junio.

Durante su repaso al año 2022 que ahora termina, el presidente de la Junta ha vuelto a agradecer a los andaluces el "enorme apoyo recibido" en las urnas, por el que siente "una gran responsabilidad que me motiva para seguir trabajando en estos momentos difíciles", y ha aludido también a la guerra que vive Europa por la invasión de Ucrania iniciada por Putin y que ha traído a más de 20.000 refugiados a Andalucía.

En su opinión, esta guerra "ha agravado problemas que ya venían de atrás" como la subida de los precios, muy especialmente los de la electricidad, el gas, la gasolina y la cesta de la compra, "que está provocando situaciones graves en muchas familias españolas y andaluzas". A ello ha sumado que "las hipotecas se encarecen de manera preocupante y cada vez son más los que tienen dificultades para llegar a final de mes", por lo que "desde la Junta hemos redoblado los esfuerzos para facilitar la vida de las familias andaluzas".

En este escenario, Moreno ha resaltado la "estabilidad política" que disfruta Andalucía y que le ha permitido aprobar hace una semana "el mayor presupuesto de su historia mientras vemos cómo en otros territorios de España no pueden aprobar" las cuentas.

El presidente de la Junta no ha pasado por alto en su discurso a las 11 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas durante 2022 y ha garantizado que "no nos daremos por vencidos mientras haya una mujer o unos niños que sufran la violencia machista".

Tampoco ha olvidado la lucha contra el cambio climático, en la que quiere que Andalucía "sea referente" para convertirse en el "gran generador de energía limpia de toda Europa" compaginando el desarrollo económico con el respeto al planeta porque "no tenemos derecho a agotar los recursos de las siguientes generaciones ni a poner en riesgo su salud".

Exige más inversiones a Sánchez ante la sequía

Aprovechando su presencia en una cooperativa oleícola, Moreno se ha dirigido expresamente a las familias del sector agrario, que viven "momentos de mucha inquietud" de la que ha puesto como ejemplo la mala cosecha de aceite, hasta un 70% inferior en la provincia de Jaén por la sequía, ante la que ha defendido que "hay que encontrar soluciones".

"El agua es para la economía de Andalucía tan importante como el gas para la economía de Alemania. No solo es el campo, sino que el agua también es imprescindible y vital para el turismo, para la industria y para la vida", ha asegurado antes de resaltar el compromiso de la Junta de destinar más de 4.000 millones de euros para obras para hacer frente a este problema.

En su opinión, "hay un atraso muy grave en las obras hidráulicas de Andalucía, que viene arrastrándose desde hace muchos años", por lo que ha asegurado que la Junta quiere "dar ahora un paso más impulsando la mayor red de obras hidráulicas en muchísimo tiempo como las obras de conexión que van a garantizar el agua potable a Almería y el Poniente, las obras de Los Vados en Granada, el Copero y la Sierra Sur en Sevilla o la Autovía del Agua de Málaga".

Sin embargo, Moreno ha advertido de que "no podemos hacerlo solos" porque la política de aguas "tiene que ser una política de Estado" y para ello "es preciso que el Gobierno central se comprometa más con Andalucía en esta materia".

"Por ello, desde la más absoluta lealtad, pido al presidente Sánchez que incremente las inversiones del Estado en obras hidráulicas en Andalucía. Sé que las necesidades son muchas en toda España, pero no pido más de lo que nos corresponde, pido lo justo y lo que es necesario para que esta comunidad pueda seguir creciendo con un objetivo que es el de convertirnos en líderes", ha concluido.