Kiosco La Opinión de Málaga

La Opinión de Málaga

Encuesta

Andalucía es la comunidad con menor consumo de cannabis entre adolescentes

El 21,4% de los jóvenes andaluces de 14 a 18 años asegura haber consumido este tipo de droga alguna vez en su vida, mientras que el 16,1% confiesa haberlo hecho en los últimos 12 meses, según la encuesta ESTUDES

El consumo de cannabis es más frecuente entre los hombres que entre las mujeres. EFE

Los adolescentes andaluces son los que menos cannabis consumen. Esta es la droga ilegal con mayor prevalencia de consumo entre los estudiantes de 14 a 18 años, según la Encuesta sobre Uso de Drogas en Enseñanzas Secundarias en España (ESTUDES). A nivel nacional, el 28,6% de los estudiantes encuestados confiesa haber consumido esta sustancia al menos una vez en la vida. El dato andaluz, por su parte, desciende hasta un 21,4%.

Andalucía se convierte así en la autonomía española con menor consumo de cannabis entre esta población. Mientras que en algunas regiones, como Navarra, Comunidad Valenciana o País Vasco, el consumo de esta sustancia psicoactiva supera el 33% de prevalencia, nuestra comunidad autónoma es la que presenta el dato menos elevado. Y es que si el 21,4% de los estudiantes de 14 a 18 años han consumido esta sustancia alguna vez en la vida, solo el 16,1% asegura haberlo hecho en los últimos 12 meses.

La cifra andaluza no solo es la más baja a nivel nacional -a excepción de Ceuta y Melilla- sino que es una de las tres únicas autonomías cuyo dato se encuentra por debajo del 20%. En contraposición, Navarra (27,6%), la Comunidad Valenciana (27,4%) y el País Vasco (26,6%) vuelven a ser las comunidades con mayores tasas también en este indicador temporal.

A diferencia del tabaco y el alcohol, en los que su consumo se eleva entre las adolescentes, el análisis regional del consumo de cannabis pone de manifiesto que esta sustancia es más consumida por los adolescentes andaluces. Así, el 22,6% de los estudiantes que admitieron haber probado esta droga alguna vez en la vida fueron hombres, mientras que solo el 20% fueron mujeres.

Del mismo modo, en los últimos doce meses, un 17% de los adolescentes asegura haber consumido cannabis, frente al 15,1% de las adolescentes andaluzas. Por su parte, la edad media de inicio en el consumo es de 15,1 años.

Tabaco y alcohol

Más precoz es el inicio en el tabaco y el alcohol. La edad media a la que empiezan a fumar los adolescentes andaluces es de 14,3 años. Si hablamos de consumo diario, este mismo dato se retrasa hasta los 14,9 años de edad. La prevalencia del hábito tabáquico en Andalucía no presenta tanta diferencia como la del cannabis. De este modo, el 31,9% de los adolescentes de 14 a 18 años aseguran haber fumado alguna vez, el 26,8% lo ha hecho en los últimos 12 meses y el 21,7% ha fumado en los últimos 30 días.

En cuanto al consumo de bebidas alcohólicas, la edad de inicio se instala en 14,2 años. De los estudiantes encuestados, el 73,9% confiesa haber bebido alcohol alguna vez en su vida, cifra que se sitúa entre las más bajas. Sin embargo, el dato asciende hasta superar la media nacional en el consumo durante los últimos 12 meses (71,4%) y en los últimos 30 días (57,6%).

EFE

El uso de cigarrillos electrónicos se extiende entre los adolescentes andaluces

En lo que respecta al uso de cigarrillos electrónicos, Andalucía se sitúa entre las cuatro comunidades autónomas con mayor prevalencia de consumo. Por detrás de Extremadura (50,7%) y Murcia (47,1), el 46,1% de los adolescentes andaluces de 14 a 18 años confiesa haberlos usado alguna vez en la vida.

Los comúnmente conocidos como vapers se están convirtiendo en la vía de entrada de los adolescentes en el hábito tabáquico. Su prevalencia de consumo en los últimos 12 meses en Andalucía se sitúa en un 24,7%. En ambos indicadores temporales, el dato andaluz se encuentra más de dos puntos por encima de la media nacional.

Al igual que ocurre en el consumo de cannabis, su uso está más extendido entre los hombres que entre las mujeres. De este modo, el 48,3% de los adolescentes andaluces asegura haber consumido vapers alguna vez en su vida, frente al 45,4% de las adolescentes. Lo mismo ocurre en los últimos 12 meses, mientras que el 26,8% de los estudiantes que han hecho uso de estos cigarrillos electrónicos son hombres, el 22,4% son mujeres.

Ante el aumento de este peligroso hábito, los especialistas insisten en concienciar e informar a la población sobre los riesgos y consecuencias de esta práctica, que son muy similares a las del consumo de tabaco.

Compartir el artículo

stats