Sanidad

Andalucía refuerza la investigación biomédica con una partida de casi ocho millones de euros

La Junta ha dividido la ayuda económica entre dos convocatorias, una destinada a proyectos de investigación en salud y otra dirigida a la contratación laboral de personal investigador  postdoctoral 

Una investigadora trabaja en un laboratorio

Una investigadora trabaja en un laboratorio / La Opinión

Arancha Tejero

Arancha Tejero

Investigar es el primer paso para poder avanzar en medicina, tanto en el desarrollo de nuevas terapias, como para mejorar el diagnóstico o el abordaje de enfermedades raras. Pero, para ello, es fundamental disponer de una inversión y de profesionales que estén dispuestos a dedicar su tiempo a desarrollar estudios y nuevas líneas de investigación.  

Por ese motivo, la Consejería de Salud y Consumo ha decidido invertir casi 8 millones de euros para promover la práctica científica en I+D+I en salud este año 2024. En concreto, destinará 7.865.861 euros a través de la convocatoria de ayudas a la Investigación Biomédica y en Ciencias de la Salud.

La partida en cuestión se divide en dos convocatorias, publicadas en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA), una de ellas destinada a proyectos de investigación en salud, tanto de carácter general como de colaboración público-privada, y otra dirigida a la contratación laboral de personal investigador postdoctoral en el campo de las ciencias y tecnologías de la salud.

Convocatoria para proyectos

En el caso de la primera convocatoria, cuenta con una dotación global de 4.865.861 euros. De ese presupuesto, la mayor parte (3.865.861 euros) irá destinado a financiar estudios cuyo objetivo sea la generación o adquisición de conocimiento en el área de las Ciencias de la Salud de temática general. En ellos podrán participar personas investigadoras de uno o más grupos de investigación o innovación, y los proyectos tendrán una duración máxima de tres años, pudiendo obtener hasta 120.000 euros, según ha detallado la Junta en un comunicado. 

Por otro lado, la modalidad público-privada recibirá el millón de euros restante, que irá destinado a trabajos que tengan como objetivo también la generación o adquisición de conocimiento en las áreas de Salud. La diferencia en este caso es que contarán con la participación de entidades privadas tanto en la ejecución como en la financiación. Aun así, la duración máxima también será de tres años y se concederá una financiación de entre 100.000 y 500.000 euros.

Una investigadora de la Unitat de Memòria de Sant Pau.

Una investigadora trabaja en un laboratorio / La Opinión

Con el objetivo de impulsar a las mujeres investigadoras, entre las líneas estratégicas que se valorarán en esta convocatoria se encuentran los proyectos dirigidos por investigadoras emergentes y aquellos que cuenten con la participación de mujeres en la investigación biomédica como investigadoras principales. También se priorizará la investigación en salud en medicina personalizada, los proyectos de investigación e innovación en salud pública y la investigación en enfermedades raras. Otro aspecto clave será que los proyectos tengan en cuenta la perspectiva de género en la propia investigación.

Convocatoria de contratos postdoctorales

La segunda línea de ayudas convocadas (destinada a la contratación laboral de personal investigador con título de doctor) tiene como objetivo reforzar la investigación con recursos humanos que se incorporen a grupos de investigación en centros del Sistema Sanitario Público de Andalucía, institutos de investigación sanitaria y centros de investigación participados por la Consejería de Salud y Consumo.

Para esta convocatoria, publicada en el BOJA el pasado 23 de mayo, se han destinado 3 millones de euros e irá dirigida a financiar contratos de investigadores postdoctorales con menos de cinco años desde la obtención del doctorado. Cada ayuda podrá llevar asociada una dotación de hasta 14.400 euros para estancias del personal contratado (de 3 a 6 meses) en centros de investigación de reconocido prestigio. La financiación de estas ayudas, que deberán tener una duración de 6 a 36 meses, se hará con el Programa 41K Fondo Social Europeo de Andalucía 2021-2027. 

Campos con prioridad

Dentro de la ayuda se establece una distinción entre dos tipos de contrato. Por un lado, están los postdoctorales junior, que son contratados por las fundaciones gestoras de la investigación y cuya área de investigación está dirigida, fundamentalmente, a investigación básica traslacional. Y, por otro lado, los postdoctorales junior especialistas, enfocados a personas con el título de especialidad en Ciencias de la Salud y cuya contratación deberá realizarse por algunos de los centros sanitarios públicos que forman parte de un Instituto de Investigación Sanitaria. Esta condición se establece para que puedan llevar a cabo su labor investigadora en una unidad clínica, compatible con la actividad asistencial.

En este caso también se establecen una serie de prioridades a la hora de conceder las ayudas, ya que se dará preferencia a los contratos que se integren en el campo de las enfermedades raras, la medicina personalizada (incluida la investigación en células CAR-T), grupos emergentes y la transformación digital en salud, esta última de conformidad con las prioridades del Programa FSE + de Andalucía 2021-2027.