Análisis

El PSOE empezará su detonación controlada por las capitales de Andalucía

Seis de cada diez votos de la ventaja del PP sobre los socialistas se aglutina en las ocho grandes ciudades andaluzas

Nadie presentó su dimisión y «en meses, los congresos decidirán lo orgánico»

El secretario general del PSOE A, Juan Espadas, interviene en el Parlamento.

El secretario general del PSOE A, Juan Espadas, interviene en el Parlamento. / EP

Isabel Morillo

Paso firme, cabeza alta. Con esa consigna salieron los ocho secretarios provinciales del PSOE andaluz el pasado viernes de San Vicente tras reunirse con Juan Espadas para analizar los resultados de las elecciones europeas del pasado domingo. El 'informe caritas' de la imagen oficial que envió el partido, rostros muy serios, no era tan condescendiente como la narración posterior de lo que había ocurrido en aquella reunión que calificaron los asistentes de "reflexiva, constructiva y propositiva". La receta compartida es la de “sentido común”. Nadie quiere detonar ya el edificio socialista en Andalucía. Nadie presentó su dimisión ni puso su cargo a disposición del partido. “En meses los congresos decidirán lo orgánico”. Unos se arropan a otros y comparten el análisis: “No estamos tan mal”. La realidad es que Espadas expresó que quiere ser candidato en 2026 y el resto calló o asintió con la cabeza. Si Espadas sale de la ejecutiva, la inmensa mayoría de secretarios provinciales irán detrás.

Aunque Pedro Sánchez haya expresado su preocupación sobre los resultados en Andalucía, Ferraz ha dejado claro que no habrá movimientos inmediatos. Juega a favor el enrevesado escenario de la política nacional y el calendario orgánico. Primero hay que despejar una investidura en Cataluña y no va a ser nada fácil. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha activado ya la carta de la financiación “singular” y la quita de deuda para convencer a ERC. Por delante de los relevos en los territorios, Sánchez tiene que salvar Cataluña y trata de aprobar unos Presupuestos Generales del Estado que le garanticen una legislatura.

Primeros análisis

En los análisis de los dirigentes del PSOE andaluz sí asoman pistas. La denotación controlada del proyecto comenzará por las capitales y las grandes ciudades. Es donde hicieron más autocrítica. Entienden que es ahí donde tienen, siempre ha sido así, su talón de Aquiles frente al PP. En las elecciones europeas, el PP aventajó al PSOE en 165.857 votos en el total de Andalucía. Sumando las ocho capitales andaluzas, el PP adelantó al PSOE en 104.321 votos. Ahí está la gran brecha. Seis de cada diez votos de diferencia del PP sobre el PSOE se da en las capitales andaluzas. ¿Qué le pasa al PSOE en Andalucía con el voto urbano? Algunos alcaldes son imbatibles, como el de Málaga, otros acaban de llegar y han conseguido agrandar mucho la brecha, como en Sevilla. Sin embargo el calendario electoral es claro: queda un año menos para las autonómicas que para las municipales.

El congreso federal del PSOE tocaría en octubre. Antes de que acabe 2024, será el cónclave andaluz. Quien quiera presentar candidatura alternativa y batirse en primarias con Juan Espadas, tiene el camino libre, “que se lean los estatutos”. Eso dicen los dirigentes socialistas. Basta el 3% del censo para presentar una candidatura. Nadie quiere tomar decisiones de urgencia a las puertas de los congresos, señalan.

Tampoco todas las provincias están igual, avisan los socialistas. No están en las mismas circunstancias las provincias de Jaén o Sevilla que Almería y Málaga. Espadas descarta remover a los secretarios provinciales con peores resultados. El movimiento interno contra Daniel Pérez en el PSOE malagueño es ya un clamor. Cada vez más socialistas ven claro que la única candidata con posibilidades de arañar votos a Moreno en Andalucía es la vicepresidenta María Jesús Montero, que podría vivir una 'operación Illa', manteniéndose en el Gobierno hasta el último minuto. Esta semana hay otros nombres que han empezado a sonar con fuerza aunque nunca se sabe si esas operaciones son intentos de quemar a candidatos. Entre los más destacados muchos señalan a la alcaldesa de San Fernando (Cádiz), Patricia Cavada, valor seguro de la política municipal y candidata con habilidades destacadas en la escena pública. Queda mucho tiempo. O eso dicen en el PSOE de Andalucía.