Caso ERE

Magdalena Álvarez denuncia una "cacería" por un "montaje político" del PP

El Tribunal Constitucional anuló este miércoles la condena de la exconsejera de Hacienda por el caso de los ERE

Magdalena Álvarez, en una imagen de arhivo.

Magdalena Álvarez, en una imagen de arhivo. / L. O.

La Opinión

La exministra de Fomento y exconsejera de Hacienda de la Junta de Andalucía Magdalena Álvarez ha confesado este miércoles que se siente "emocionada" después de que el Tribunal Constitucional haya anulado su condena en el caso de los ERE "tras haber sufrido más de 15 años de persecución".

"Siempre pensé que terminaría en absolución pues no hice más que cumplir con la legalidad vigente en cada momento de mis responsabilidades públicas", ha dicho en un audio difundido la tarde de este miércoles.

Ha agregado que durante más de 15 años se ha mantenido en silencio por respeto a los tribunales y con la esperanza de que algún día se reconociera su honradez.

"He permanecido en silencio soportando todo tipo de comentarios deleznables que afectaban profundamente a mi familia y a mi, tanto personal como profesionalmente", ha lamentado.

La exministra ha reclamado "el mismo respeto" que ella ha tenido a la Justicia "a todos aquellos que solo creen en ella cuando les dan la razón", tras lo que ha criticado que el PP haya "salido en tromba a descalificar al Tribunal Constitucional porque ha estimado parcialmente mi recurso olvidando ese respeto institucional que exigen a todos y que nunca aplican para sí mismos".

"Hoy es un día de esperanza tras lo que creo que ha sido la mayor cacería política y mediática de la democracia", ha clamado antes de señalar que espera que "todos los que hemos sido injustamente condenados, podamos recuperar nuestras vidas como las personas honestas que somos".

Porque "hemos sido objeto de un montaje político que se empieza a conocer, pero no somos los únicos ni los primeros", ha recalcado, tras lo que ha agradecido "profundamente" el apoyo "incondicional" de su familia, compañeros y compañeras "y, seguro, que de miles de españoles, que han sido un pilar fundamental para soportar un tiempo de acoso inmedible".