13 de marzo de 2012
13.03.2012
El mal verde es un biodeterioro muy llamativo

Cómo erradicar el mal verde de las Cuevas de Nerja

Un grupo de investigadores estudian el uso de varios productos químicos que acaben con los microorganismos

13.03.2012 | 15:16
Una parte de la Cueva de Nerja en Málaga, donde se aprecia el mal verde que sufren las cuevas turísticas, un deterioro biológico causado por microorganismos que, gracias a la luz artificial, realizan la fotosíntesis y se desarrollan sobre las rocas erosionadas, por lo que un equipo de investigadores estudian el uso de productos químicos para poder erradicarlo.

Investigadores de la Cueva de Nerja estudian el uso productos químicos para erradicar el mal verde de las cuevas turísticas, un biodeterioro causado por microorganismos que, gracias a la luz artificial, realizan la fotosíntesis y se desarrollan sobre las rocas erosionándolas.

Yolanda del Rosal, bióloga de la Cueva de Nerja que participa en una investigación interdisciplinar de conservación de esta cavidad, ha explicado a Efe que el mal verde es un biodeterioro muy llamativo, ya que forma grandes manchas de este color sobre las paredes.

Del Rosal ha señalado que afecta a todas las cuevas turísticas, porque existen microalgas y microbacterias que entran por el aire y se adhieren al espeleotema o depósitos minerales y, con la luz eléctrica, empiezan a hacer la fotosíntesis y a desarrollarse.

La investigación está dirigida, en primer lugar, a eliminar el mal verde de las zonas en las que existe y, para ello, se están haciendo ensayos con productos químicos y distintos geles para aplicar un proceso o protocolo que a largo plazo, no genere más daño que el que ya realizan estos seres vivos sobre la roca.

Del Rosal ha afirmado que, una vez que las paredes de las cuevas estén limpias, el siguiente paso es evitar que el mal verde vuelva a reproducirse y la única forma de conseguirlo es modificar las condiciones de iluminación.

La bióloga ha informado de que, en el caso de la Cueva de Nerja, se está apostando por luces de ahorro energético y led, y por la prueba con diferentes tonalidades, entre las que el color verde es el que ofrece mejores resultados.

"Los causantes del mal verde no absorben la luz con esta tonalidad, la reflejan, pero es un poco la pescadilla que se muerde la cola, porque la pared se ve verde", ha precisado Del Rosal, que argumenta que lo que hay que tener en cuenta en este caso es que "la luz verde no daña el espeleotema, los microorganismos sí".

El proyecto interdisciplinar de la Cueva de Nerja, que comenzó en 2009, pretende establecer un modelo de gestión para las cuevas visitables y sus resultados se emplearán para diseñar estrategias de protección de las cavidades en relación con el número de visitas que pueden asumir.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine