30 de junio de 2014
30.06.2014
Polémica

División en el litoral de Torrox por una nueva zona azul

La opinión de numerosos vecinos y de algunos comerciantes choca con los intereses de otros sectores de Torrox Costa

30.06.2014 | 00:38
Vista de uno de los laterales del Avenida del Faro de Torrox Costa.

«Nosotros no tenemos un coche oficial que nos deje en la puerta de casa, en la Avenida del Faro o donde pongan más zona azul». Antonio Luque es uno de los residentes de Torrox Costa que ha firmado ya contra la medida municipal que le obligará a estacionar su vehículo durante los meses de verano a no menos de 200 metros. Considera, como otros muchos propietarios de segunda vivienda en la urbanización Centro Internacional, que el periodo estival no es «buen periodo para hacer experimentos».

Los propietarios de chiringuitos y otros establecimientos de carácter turístico de la zona opinan justo lo contrario. Se aferran a que sin una rotación de los coches el futuro de sus negocios está en el aire. De hecho, recuerdan que a través del grupo andalucista lograron darle forma a una propuesta que en el casco histórico ha generado unos mejores rendimientos comerciales.

Dicha zona azul, en las inmediaciones de la plaza de la Constitución donde se encuentra el principal edificio consistorial, se puso en marcha a principios de la pasada campaña estival. Los usuarios deben adquirir un disco de cartón en una única ocasión, por importe de apenas un euro, y en un lugar visible dejan dicho dispositivo con las agujas del reloj como indicativo de la hora a la que han estacionado. Entre las personas que residen en las inmediaciones de la Avenida del Faro, donde ya está marcada la zona azul, una de las principales reivindicaciones es la necesidad de abrir grandes bolsas de aparcamiento que permitan a las familias que pasan todo el verano en esta parte del municipio mantener estacionados sus utilitarios.

También cuestionan los horarios que ya se aplican en el casco histórico. Debido a que en el interior la medida nació, en parte, por la necesidad de agilizar la rotación para la ciudadanía que acudía a realizar trámites administrativos o de otra naturaleza, las franjas de la zona azul son de 9 a 14 horas y de 17 a 20 horas. De mantenerse los mismos horarios y el libre estacionamiento durante los fines de semana, «qué beneficio les daría a los hosteleros cuando más gente tienen en sus establecimientos», señala Luis López, otro residente.

El delegado local de la Asociación de Empresarios de Playa, David Villena, reconoce que la medida tendrá que ser consensuada y que no resulte perjudicial para nadie. También es cauto al respecto el presidente de la asociación local de empresarios y comerciantes, Leopoldo López. «Esperemos a que se nos informe sobre cómo se va a poner en marcha la zona azul en la costa para decir si es una medida positiva o no. Todos estamos de acuerdo en el fin que persigue».

De momento, el primer municipio axárquico que implantó la zona azul acaba de abrir el debate. Y, como señalan fuentes del equipo de gobierno, pintar de antemano parte del trazado pretendía generar la «adaptación» de los usuarios.

Medina: «No dispone de un respaldo legal»

El portavoz del PP, Óscar Medina, en calidad de representante del principal partido de la oposición plenaria, ha manifestado su rechazo a la instalación de la zona azul sin debate plenario ni «respaldo legal». Al respecto, sostiene que no es suficiente con haber pintado de azul «la zona de Conejito que han señalado». Y especifica: «No vamos a permitir que entre en vigor una medida que no tiene cobertura plenaria y que por lo tanto carece del más mínimo respaldo legal».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp