11 de enero de 2017
11.01.2017
Sucesos

Roban más de 26.500 kilos de productos del campo en Málaga, Granada y Almería

Una operación explotada en Vélez Málaga permite descabezar al grupo en Roqueta de Mar

11.01.2017 | 05:00
Una imagen de la intervención policial.

Seis personas han sido detenidas por presuntamente robar más de 26.500 kilos de productos hortofrutícolas en las provincias de Málaga, Granada y Almería. La Guardia Civil y la Policía Nacional les atribuyen 24 robos y hurtos de pimientos, mangos, chirimoyas, aguacates, berenjenas y calabacines. Los investigadores han recuperado 783 kilos de estos últimos, tres furgonetas y 3.330 euros en efectivo. Ambos cuerpos han informado que las investigaciones se iniciaron el 9 de noviembre tras conocer un robo con fuerza en una finca de aguacates de Vélez Málaga. Los agentes de la Policía Nacional en este municipio detuvieron in fraganti a siete personas, entre ellas un menor, y recuperaron 2.401 kilos de aguacates.

Las pesquisas continuaron y apuntaron a que el grupo contaba con una infraestructura superior para darle salida a la gran cantidad de fruta robada al tiempo que la investigación se cruzaba con otra de la Guardia Civil en Motril. Las indagaciones llevaron a los investigadores hasta la localidad almeriense de Roquetas de Mar, donde se asentaba una red criminal dedicada a la comisión de robos de grandes cantidades de frutas –sobre todo mangos y aguacates– en plantaciones de la costa oriental andaluza. Desde el Poniente almeriense se desplazaban hasta las de Granada y Málaga para actuar.

Organización

En un primer momento identificaron a una persona que conectaba a los presuntos ladrones con otro grupo que se ocupaba de dar salida a los frutos robados. Se trataba de un hombre de 41 años y nacionalidad rumana y, según las pesquisas, era el encargado de planificar los robos, organizar y trasladar a las cuadrillas –formadas por cinco o diez personas– y elegir la finca. Siempre actuaban en horas nocturnas. Poco a poco, los agentes fueron identificando al resto de los integrantes de la red. Entre ellos el principal investigado, un empresario de Almería dedicado a la compra venta de frutas y verduras, que aprovechando su situación de mayorista en el sector hacía pasar la fruta y verdura sustraídas por productos legales. Una vez que envasaba el producto en cajas y los camuflaba entre frutos de peor calidad pero de procedencia legal, los vendía a minoristas, especialmente vendedores en mercadillos, que ignoraban su ilícita procedencia.

Otro de los arrestados –el hijo del principal investigado– tenía en vigor una reclamación judicial dictada por un juzgado de Alicante por robo con fuerza en las cosas en el momento de su detención.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine