29 de junio de 2017
29.06.2017
Inauguración

La Junta abre en Nerja una gran reserva para las reforestaciones

Invierten 2,6 millones en un jardín botánico que, junto a la Cueva, se extiende sobre 2,6 hectáreas

30.06.2017 | 00:02
La Junta abre en Nerja una gran reserva para las reforestaciones
Imagen de la visita del consejero al nuevo recinto verde.

Mucho más que un jardín botánico, porque el duodécimo espacio de estas características que la Junta de Andalucía abre en la comunidad va a servir también como auténtica reserva en la provincia para futuras reforestaciones. Así lo anunció ayer en el acto inaugural el consejero de Medio Ambiente, José Fiscal. El Jardín Botánico Detunda-Cueva de Nerja, enmarcado en el Parque Natural de las Sierras Tejeda, Almijara y Alhama, alberga 200 especies de flora extraña sobre una superficie de 2,6 hectáreas.

El responsable autonómico expresó que la inversión se ha elevado por encima de los 2,6 millones de euros, mientras que la alcaldesa, la socialista Rosa Arrabal, reconoció que han tenido que superarse durante los dos últimos años «no pocos obstáculos burocráticos». En este sentido, agradeció su esfuerzo al resto de ediles del equipo de gobierno, hasta haber logrado que la apertura sea una realidad.

Fiscal relató que el recinto se ha estructurado en cuatro zonas diferenciadas para cultivos tradicionales, vegetación ligada al clima, vegetación ligada a suelos especiales y colecciones. Las colecciones, que en su mayor parte quedan fuera del recorrido principal, son tres: una de plantas bulbosas, otra de orquídeas y una extensa colección de especies raras, endémicas y amenazadas que están presentes en el sector biogeográfico Malacitano-Almijarense.

«Las especies que incluye el jardín representan la flora y vegetación de este sector biogeográfico, que comprende las sierras de Tejeda, Almijara, Alhama, Huétor, Arana, Montes de Málaga, la orla calizo-dolomítica de Sierra Nevada y zonas costeras comprendidas entre Málaga y Motril». El espacio, como confirmó la regidora, ya está abierto al público desde ayer, con entrada gratuita. Además, sobre el mismo se extiende parte de la pasarela que desde hace unos meses vuelve a unir, sobre el trazado de la autovía A-7, el núcleo urbano de Maro con la Cueva de Nerja «para facilitar el acceso peatonal al mismo».

Pero no menos significativo es el edificio que a modo de aula de interpretación permitirá acoger futuros talleres ambientales, con especial incidencia en las visitas de grupos escolares de toda la provincia e incluso de otras del resto de Andalucía, o el nuevo gran lago central.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp