14 de noviembre de 2017
14.11.2017
Educación

Los alumnos del Reñidero vuelven a clase tras la fumigación de las pulgas

El Ayuntamiento veleño cumplió con lo anunciado y a primera hora de la mañana ordenó la intervención en la parcela colindante al centro, como posible foco de esta plaga de insectos

14.11.2017 | 15:48
Imagen de la furgoneta de la empresa contratada para fumigar la parcela colindante al colegio.

Cerca de 200 escolares del colegio Augusto Santiago Bellido de Vélez Málaga, más conocido como Reñidero, han regresado a las clases después de que el Ayuntamiento haya fumigado a primera hora de este martes la parcela de la que procederían las pulgas que han afectado a alumnos de una docena de aulas.

No obstante, los representantes de las padres y madres de este centro consideran que lo urgente "es limpiar la parcela y ampliar el colegio, tal y como se aprobó en pleno, en vez de fumigar o aplicar otros métodos, por mucho que el Ayuntamiento haya dicho que estas medidas no son nocivas para los niños".

El Consistorio ha remarcado que la desinsectación se ha desarrollado antes del inicio de las clases sobre un solar que linda con el módulo de Infantil y que es utilizado por numerosos propietarios de perros para que éstos realicen sus necesidades. La empresa encargada para ejecutar dicha medida está autorizada por la Junta para este tipo de trabajos, como ha expresado la edil de Educación, la socialista Cynthia García.

La edil ha insistido en que se ha procedido de la mejor manera posible: "Resolver el tema de las picaduras de los insectos a los alumnos ha sido siempre una prioridad y se está procediendo para erradicarlo cuanto antes pero, como Ayuntamiento, debemos respetar los procedimientos que establece la ley".

Los responsables públicos añadieron que los expertos en la materia han indicado que una fumigación integral del centro educativo, como han llegado a reclamar portavoces de padres y madres, "supondría suspender las clases y cerrar el colegio una semana para evitar el riesgo de intoxicación".

"Pero no existe una necesidad real de fumigar en las instalaciones del colegio al no existir en él ninguna plaga. Por ello, las actuaciones se están concentrado en la parcela colindante, foco de las infecciones, causadas principalmente por excrementos de animales", especificó ayer el Consistorio.

La propia Administración local ha solicitado además la colaboración ciudadana "para que los propietarios de mascotas de la zona no las lleven a realizar sus necesidades a ese solar para evitar que se puedan originar posibles nuevas infecciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp