26 de diciembre de 2017
26.12.2017
Política

Ciudadanos naufraga en la patria materna de Albert Rivera

El partido que mantiene la alcaldía de Alcaucín busca un nuevo líder para la Axarquía

26.12.2017 | 05:00
La nerjeña Lola Sánchez fue destituida como portavoz.

La formación que acaba de cosechar unos resultados históricos en Cataluña suma dos años y medio de repetidos escándalos en la Axarquía, con batallas internas, destituciones forzosas y dimisiones

­En el corazón de la Axarquía, en la pequeña localidad de Cútar, Albert Rivera no es el líder nacional de Ciudadanos: «Todos lo conocemos como el nieto de Lucas, el del bar». Pero resulta como mínimo extraño que en la comarca de la Costa del Sol más oriental, allí donde se encuentra la patria pequeña de toda la familia materna del propio Rivera, Cs siga sin encontrar su rumbo. Dos años después de las últimas elecciones locales, con la alcaldía de Alcaucín en sus manos, se encuentra en la búsqueda urgente de un nuevo líder axárquico.

Se persigue un perfil mediático, sin que se descarte la figura de un reputado periodista. Cs aspira a tener en sus filas una voz que sepa mediar entre municipios grandes y pequeños, pero sobre todo que permita reconducir el desastre de estos dos últimos años y medio. El partido está tremendamente dañado por «batallas internas, destituciones forzosas y dimisiones».

Ni siquiera los históricos resultados en Cataluña hacen que sean optimistas quienes han dado mucho de su tiempo libre por intentar en estos últimos tiempos consolidar la formación. Aún resuena en el pasado reciente la figura de José Calle, que llegó a ser diputado en el Congreso como premio a haber sumado, antes de los comicios de 2015, a figuras como la del actual alcalde de Alcaucín, el belga Mario Blancke, por entonces concejal de Los Verdes en la localidad, además de líder mediático del colectivo de residentes con viviendas por regularizar (Soha).

Su paso por Madrid fue efímero. Y después hubo declaraciones cruzadas, acerca de la supuesta falta de democracia en el seno interno de Cs. Pero aún fue más fugaz la designación de candidato a la alcaldía en Vélez Málaga. Ni siquiera llegó a la fecha marcada en el calendario electoral. Su puesto pasó a manos del que luego sería único edil electo, José Antonio Moreno Ocón. Este último, después de triplicar la tasa de alcoholemia en un control, se vio obligado a pasar a la condición de no adscrito. Pero esto no le impediría ser integrado luego al gobierno local, integrado hasta entonces por el PSOE, GIPMTM y PA.

No menos sonado, en cuanto a diferencias, el grupo municipal de Rincón de la Victoria. De los tres ediles electos sólo queda al frente de Cs la actual portavoz, Elena Aguilar. Cada uno de sus dos compañeros, en distintos momentos, ha optado por pasar también a la condición de no adscritos por diferencias en el funcionamiento del grupo municipal.

Pero si llamativo es un caso, de entre todos, el de Nerja. Su portavoz municipal y candidata a la alcaldía en 2015, Lola Sánchez, la que diese apoyo en un primer momento al tripartito actual para desbancar al PP después de de dos décadas en el gobierno, fue destituida directamente por el partido. En agosto pasado, el Comité de Régimen Disciplinario de Ciudadanos daba a conocer la apertura de un expediente disciplinario a su portavoz en el Ayuntamiento «por posible incumplimiento de las directrices emanadas de los órganos competentes del partido». La formación recordó, en un comunicado remitido por la dirección provincial, que la Secretaría de Acción Institucional del Comité Ejecutivo decidió el pasado 13 de julio solicitar al grupo municipal de Cs en el Consistorio «el cambio en la portavocía que a fecha de hoy no se ha verificado por la señora Sánchez».

El escrito, sin lugar a réplica según la propia interesada, especificaba: «A partir de este momento, se abrirá un periodo de alegaciones para que posteriormente sea resuelto el expediente por el Comité de Régimen Disciplinario». Días más tarde era expulsada, si bien para entonces ya había comunicado al Consistorio su nueva condición de no adscrita.

Casualmente, el partido había obtenido dos ediles en los comicios de hace dos años y medio y en la actualidad no forman parte de Cs ni Sánchez ni su excompañero. El único acta que conserva esta formación, que tenía la llave para una posible moción de censura, está en manos de María del Carmen López. Pero aunque este movimiento dio para muchas especulaciones, ni siquiera con López al frente fraguó ese cambio de gobierno en el municipio nerjeño.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp


Enlaces recomendados: Premios Cine