05 de diciembre de 2018
05.12.2018
Tráfico

Reabre la N-340 tras el desprendimiento de una roca

Finalmente la vía ha permanecido cortada entre Torrox y Nerja durante dos semanas

05.12.2018 | 22:08
Reabre la N-340 tras el desprendimiento de una roca

La carretera N-340 entre Torrox y Nerja se ha reabierto hoy al tráfico tras permanecer dos semanas cortada por el desprendimiento de una roca de grandes dimensiones, que, aunque pudo ser retirada el mismo día de su caída, ocasionó daños en el firme.

La roca, de más de dos metros de altura y más de tres de ancho, cayó el pasado 20 de noviembre en el punto kilométrico 288 de la carretera, en el término municipal de Torrox, sin que se registrasen heridos, pese a que el tramo es muy transitado.

El Ayuntamiento de Torrox, que gestiona este tramo de la antigua carretera N-340 desde 2006, tuvo que emplear maquinaria pesada para la retirada del obstáculo de la vía, cuyo carril en sentido Nerja quedó totalmente ocupado.

Asimismo, como consecuencia del suceso, se rompió la malla de seguridad del talud de la carretera, desde el que también se deslizaron más piedras hacia la calzada, por lo que ante el riesgo de nuevos desprendimientos, los técnicos municipales decidieron cortar la vía para proceder a la estabilización de toda la zona.

En un principio, se fijó un plazo de un mes para esta actuación de urgencia, que finalmente se ha completado en dos semanas y que ha consistido en el afianzamiento del talud y la colocación de vallas de seguridad junto al arcén para contener las rocas, según han informado a Efe fuentes municipales.

El corte de la N-340 en estas dos semanas se ha mantenido entre los kilómetros 287,1 y 288,7, en ambos sentidos, por lo que los vecinos de las urbanizaciones afectadas han tenido que emplear como vía alternativa la autovía A-7.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp