11 de enero de 2019
11.01.2019
Tranvía de Vélez

El PP impugnará la licitación del contrato para reanudar el tranvía

Bonilla insiste en que el Ayuntamiento no justifica adecuadamente que se den las condiciones para la reanudación del servicio de transporte mediante tranvía y que no hay una necesidad real

11.01.2019 | 05:00
Un operario revisa un vagón del tranvía de Vélez-Málaga.

El grupo municipal del Partido Popular en Vélez-Málaga impugnará el procedimiento de licitación del contrato de redacción de proyecto y ejecución de las obras de puesta en marcha del tranvía.

El portavoz del PP, Delgado Bonilla, afirmó ayer que el alcalde Moreno Ferrer ha adoptado una decisión política sin fundamento técnico y económico alguno, no sólo de ejecutar las obras de puesta en marcha del tranvía, también para restablecer la prestación del servicio del tranvía de Vélez-Málaga que fue suspendido en mayo de 2012, como se refleja en el Pliego de Condiciones Particulares y Prescripciones Técnicas.

Delgado Bonilla afirma que el regidor adopta dicha decisión sin que se hayan expuesto claramente cuáles son los términos y condiciones en que se producirá dicha reanudación y sin ni siquiera iniciar el procedimiento administrativo a tal fin, a pesar de ser un hecho acreditado por el Tribunal de Cuentas en su Informe de Fiscalización del desarrollo, mantenimiento y gestión del tranvía, que la explotación del tranvía en los términos convenidos y que rigieron hasta el año 2012 no es viable y es, por el contrario, gravemente perjudicial para los intereses municipales.

En una nota de prensa emitida ayer, Delgado Bonilla señala que la contratación de estas obras no puede considerarse como un procedimiento ajeno, independiente y no condicionado, subordinado a ello a fin de tener plena garantía de su necesidad, idoneidad y justificación conforme exigen los principios generales de la contratación administrativa.

Bonilla insiste en que el Ayuntamiento no justifica adecuadamente que se den las condiciones para la reanudación del servicio de transporte mediante tranvía, no podrá modificar el contrato de transporte y habrá iniciado la contratación de estas obras sin existir una necesidad real de las mismas, con la consiguiente malversación de capitales públicos, municipales y europeos.

Añade que el Ayuntamiento no acomete una modificación del servicio de transporte que lo haga viable en términos de demanda y rentabilidad económica y social, no podrá reanudar dicho servicio y por lo tanto, la contratación de estas obras estará también suponiendo el despilfarro de dinero público al carecer de sentido y objeto.

Si la modificación propuesta excede de los límites impuestos por la normativa de contratación pública o si la misma no se ajusta a los trámites y procedimientos exigidos a tal fin, no podrá llevarse a cabo y por lo tanto, con la contratación de estas obras se estará obligando a las arcas municipales a asumir un coste innecesario e injustificado y se estarán detrayendo fondos municipales y europeos de otros proyectos para los que realmente son necesarios.

Ello sin contar, que esta situación generaría, sin duda, un nuevo proceso de deterioro de la infraestructura construida que, a medio plazo, hará necesarias nuevas inversiones para el mantenimiento y reparación de la misma ante la inexistencia de acuerdo firmado alguno con la Junta de Andalucía.

Por último, Delgado Bonilla critica el estudio de demanda elaborado por una empresa externa con el que el Consistorio argumenta la reanudación del servicio tranviario y afirma que se hizo con sólo 240 entrevistas, a usuarios del autobús, en tres días (dos laborables y un festivo), usuarios que en un 82% están conformes con el actual sistema de transporte. Para Bonilla, no existe justificación técnica ni económica alguna para reanudar el tranvía.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

La Opinión, en tu WhatsApp


Apúntate, es gratis

Toda la actualidad de Málaga, en tu móvil con nuestras alertas informativas por WhatsApp