13 de enero de 2019
13.01.2019
Sucesos

La Guardia Civil refuerza las labores de rescate de Julen en Totalán

La Guardia Civil maneja tres opciones para llegar a donde se encuentra el niño - Retiran parte de un tapón de tierra que bloquea el paso del pozo para el rescate - El equipo de rescate ha bajado una cámara hasta los 80 metros, encontrando las chuches y un vaso del menor

14.01.2019 | 09:16
La Guardia Civil refuerza las labores de rescate de Julen en Totalán

La Guardia Civil maneja tres opciones para acceder al pozo de Totalán donde se encuentra el pequeño Julen desde el domingo a las dos de la tarde y superar el tapón de tierra que bloquea el acceso a unos 73 metros. En los tres casos se centran en buscar una vía alternativa al actual pozo, ya que la estrechez de la actual galería, de unos 30 centímetros de diámetro, dificulta enormemente el acceso. En todo caso, las tres opciones sobre las que la Guardia Civil ya trabaja se pondrán en marcha según vayan llegando los materiales y efectivos necesarios, trabajando de forma paralela en las tres.

Los efectivos que trabajan en rescatar a Julen, alrededor de un centenar, han encontrado las primeras pistas de la presencia del menor en el pozo. Gracias a una cámara que han descolgado por el orificio, han podido descubrir unas chuches del niño. Es el primer indicio de su presencia en el pozo, después de varios intentos infructuosos por localizarlo en la profundidad del pozo, dificultado por su estrechez.

El descubrimiento de las chuches, además de un vaso, confirma la presencia del niño dentro y da una idea de a qué profundidad se encuentra, después de que durante la tarde de ayer fuera imposible descubrirlo pese a que se descendió la cámara hasta los 80 metros. Al parecer, se baraja que un derrumbamiento pueda haber taponado el pozo, añadiendo una dificultad más para el rescate de Julen.

Los trabajos desde el amanecer se han centrado en eliminar el tapón de tierra que bloquea el pozo, tras un derrumbe de una parte de la galería a unos 80 metros de profundidad. Desde el comienzo del amanecer se inició la recogida de un tapón de tierra húmeda y blanda, retirando unos 30 centímetros de material. Sin embargo, se ha dado con una zona dura que ha obligado a parar estos trabajos y seguir analizando otras alternativas, según ha informado la subdelegada del Gobierno, María Gámez, quien reconoció la gran dificultad del rescate, aunque recordando que "no faltan medios húmanos ni técnicos" en estas labores.







"Va estar funcionando el tiempo que sea necesario". Así lo ha asegurado el portavoz de la Comandancia de la Guardia Civil de Málaga, Bernardo Moltó, quien ha añadido que  por ahora "sólo se está trabajando en el pozo original". Los hechos se conocieron sobre las 14.00 horas en una zona cercana al Dolmen del Cerro de la Corona, donde la familia del pequeño ha declarado que estaban dando un paseo por el campo.  En un momento dado, el niño se separó y cayó por un agujero, según la versión que ellos mismos han ofrecido a la Guardia Civil. Fuentes cercanas al caso han asegurado a este diario que el padre ha dicho que pudo oir durante unos minutos al pequeño cuando ya había caído en el pozo.



Tras dar la voz de alarma, al lugar acudieron efectivos del Consorcio Provincial de Bomberos y comprobaron que se trataba de  un pozo artesiano, una angosta prospección para buscar agua con más  de cien metros de fondo y unos 25 centímetros de diámetro. Ante la gravedad de la situación, al operativo se sumaron agentes del Equipo de Rescate e Intervención en Montaña ( Ereim) de la Guardia Civil de Álora y Granada, el Grupo de Intervención Psicológica en Emergencias y Desastres (GIPED) del Colegio de Psicólogos de Andalucía para atender a los familiares del pequeño, sanitarios, empresas privadas que han ofrecido ideas y maquinaria y técnicos del centro coordinador de emergencias del 112 de Málaga. En total hay más de medio centenar de efectivos desplazados.

Hasta ese punto también se ha desplazado un hombre que ha asegurado ser uno de los responsables de Perforaciones Triben, empresa que al parecer realizó la prospección. Ha explicado que el pozo tiene menos de 30 centímetros de diámetro, 110 metros de profundidad y que se realizó hace aproximadamente un mes

El diputado provincial responsable del Consorcio Provincial de Bomberos, Francisco Delgado Bonilla, ha asegurado a los medios que todo apunta a que  la captación de agua no contaba con protección.

Bonilla ha destacado la "complejidad técnica" de la operación y que los efectivos han descendido una cámara que inicialmente alcanzó los 75 metros. Fuentes que trabajan en el operativo han explicado que inicialmente se usó  la cámara de un dispositivo móvil junto a cuerdas y linternas con la esperanza de que localizar al pequeño.

Posteriormente,  los agentes han optado por bajar una cámara especial propiedad de una empresa de desatoros con la que esperan obtener mejores resultados para conocer el estado del menor. Según fuentes de los servicios de emergencias, el equipo de rescate ha efectuado dos prospecciones y han llegado a unos 80 metros de profundidad sin que hayan podido localizar el paradero del pequeño, por lo que no se descarta que se haya producido un derrumbe en el interior del pozo.

En estos momentos, el equipo de rescate intenta por todos los medios saber con exactitud el lugar exacto donde se encuentra el niño para establecer un plan de rescate que permita sacarlo sano y salvo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Semana Santa 

Horarios e Itinerarios

El nuevo recorrido oficial va a suponer una revolución en la forma de ver las procesiones

Descarga nuestra aplicación móvil

Disponible en Android e iOS. Disfruta de la Semana Santa de Málaga de forma sencilla y con información inmediata