­El PP y Por Mi Pueblo parece que tienen clara la primera lectura de los resultados de este pasado domingo en Rincón de la Victoria. La ciudadanía les ha otorgado, respectivamente, siete y tres ediles, lo que deja al actual pacto de gobierno a apenas un edil de la mayoría absoluta. Justo como en la negociación que hace dos años propició la moción de censura contra la anterior alcaldesa, la socialista Encarnación Anaya, el acuerdo entre ambas fuerzas (PMP han tomado el relevo al actual grupo andalucista) no descarta incluir apoyos puntuales de Cs o bien incorporar a más ediles para propiciar la estabilidad en el seno del gobierno.

El actual alcalde, Francisco Salado (PP), remarcó que la victoria de su partido en el municipio, justo como hace cuatro años, certifica el lema de la campaña: «Somos garantía de gestión. Pero también ha dado sus frutos en esta ocasión la campaña que hemos realizado de puerta a puerta». Acerca de lo más inmediato en ese marco político que arrojan los resultados de estos nuevos comicios, el también presidente de la Diputación puntualizó: «Ahora lo inmediato es formar una mayoría suficiente para gobernar con tranquilidad durante los próximos cuatro años».

Así descartó cualquier otra alternativa que no sea, igual que en 2017, conformar un gobierno sólido que no permita sorpresas en la aprobación de los presupuestos o en el día a día para desarrollar los «proyectos que nos hemos dejado encauzados durante los últimos dos años y que han sido numerosos», confirmó.

El PP este domingo logró cerca de 6.300 votos, que representaron más del 31% de los sufragios. Con siete ediles superó a los cinco que consiguió el PSOE, después de recibir el apoyo de casi el 22% de los votantes rinconeros. Por Mi Pueblo, la formación independiente liderada por el hasta ahora edil andalucista y exregidor, José María Gómez, ha irrumpido con tres de los ediles del pleno (frente a los dos que tenía el PA).

Cs no ha podido alcanzar su techo de tres concejales, al lograr dos con algo más de 2.100 votos. El arco plenario se completa con los dos escaños municipales obtenidos por Izquierda Unida, los mismos que ya tuvo en 2015 y con los que accedió al gobierno en coalición con el PSOE, Ahora Rincón y el grupo andalucista; y también han obtenido representación en esta ocasión Podemos, con un acta de edil y Vox, que logra un edil.

Salado durante la campaña que finalizaba este pasado viernes remarcó que en la agenda para este nuevo mandato figura la culminación de proyectos como el paseo marítimo y el nuevo centro educativo en Torre de Benagalbón, así como la apertura de nuevas zonas verdes en distintos suelos del término municipal rinconero.