El Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha decidido adoptar nuevas medidas para frenar la evolución de la pandemia en el municipio para evitar llegar a los 1.000 casos de contagio por cada 100.000 habitantes.

Entre ellas, el Consistorio ha creado un dispositivo conjunto entre la Policía Local y la Agrupación de Protección Civil que permitirá realizar de manera más constante controles de movilidad.

Para ello, la Policía Local ha cambiado su turno normal y ha suspendido vacaciones y permisos con el fin de crear grupos burbujas dentro de la plantilla y mantener de forma constante más patrullas durante todo el día.

A su vez, el voluntariado de Protección Civil controlará la movilidad en las entradas al municipio por el paseo marítimo, y estará presente en las calles del municipio entregando más de 5.000 mascarillas e informando de la nueva campaña de protección del Ayuntamiento, según ha explicado el concejal de Seguridad Ciudadana, Borja Ortiz.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha pedido "la máxima cautela y que se limite la movilidad a lo mínimo imprescindible. En el Ayuntamiento vamos a poner todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance para intentar evitar más contagios", ha dicho el regidor.

Salado, igual que otros alcaldes de municipios de la provincia, ha recomendado a los vecinos "un confinamiento voluntario a partir de las 20.00 horas".

Por otro lado, el alcalde ha informado que, a instancia de la petición del grupo municipal PSOE, "se va a realizar un cribado masivo en el municipio con la idea de que el municipio sea un búnker, detectar positivos asintomáticos y evitar la movilidad de estos y los posibles contagios que deriven".

"Sabemos que habrá un pico, pero bajará igual de rápido. Es clave la detección de los asintomáticos para evitar efectos multiplicadores en los contagios. En este sentido nos ponemos a disposición de los profesionales para poner todos los medios en elegir el mejor lugar para realizar dichas pruebas", apunta Salado.

En este sentido, el Consistorio ha habilitado carpas en la calle Cinema para facilitar la realización de pruebas PCR en el centro de salud y no se produzcan los atascos de los últimos días en esa zona.

Este fin de semana la Policía Local ha interpuesto 81 denuncias en los diferentes controles de movilidad: 72 por salir y entrar sin justificación del municipio, y 9 por no llevar mascarilla. "Vamos a continuar realizando controles de movilidad que estarán localizados principalmente en las zonas limítrofes del término municipal", asegura el concejal.