La Concejalía de Turismo del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria ha comenzado los trabajos junto a la Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las tecnologías (SEGITTUR) para convertir el municipio en un destino turístico inteligente, según ha explicado el concejal del área, Antonio José Martín.

La entidad comenzará las próximas semanas una serie de entrevistas con los máximos responsables del destino y con los agentes implicados iniciando así el proceso de distinción como Destino Turístico Inteligente, según ha explicado el concejal.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha destacado "la importancia de situar a nuestro municipio bajo un modelo de desarrollo turístico basado en los ejes principales de esta red que son los conceptos de gobernanza, innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad con el que garantizar el presente y el futuro del turismo".

Salado ha resaltado que su equipo de gobierno se ha trazado como hoja de ruta la mejora de la calidad de vida de nuestros vecinos y el desarrollo sostenible del turismo para reforzar el liderazgo de Rincón de la Victoria como destino seguro y de calidad.

El regidor rinconero ha explicado que estas entrevistas servirán para evaluar el grado de cumplimiento de Rincón de la Victoria en cada uno de los ejes, lo que "permitirá la elaboración del informe diagnóstico y el plan de acción para su conversión en destino turístico inteligente".

El trabajo se estructura en base a la metodología de Destino Turístico Inteligente de la Secretaría de Estado de Turismo en la que se evalúan más de 400 requisitos vinculados con los cinco ejes que conforman un destino turístico inteligente.

La Concejalía de Turismo de Rincón de la Victoria anunció el pasado mes de octubre la incorporación del municipio a la Red de Destinos Turísticos Inteligentes impulsada por la Secretaría de Estado de Turismo para fomentar la transformación digital de los destinos y zonas turísticas de España.

Un destino turístico inteligente es un destino turístico innovador, consolidado sobre una infraestructura tecnológica, que garantiza el desarrollo sostenible del territorio turístico, accesible para todos, a la vez que mejora la calidad de vida del residente y la experiencia del turista en el destino.

La conversión de un destino en destino turístico inteligente supone la revalorización del destino a través de la innovación y la tecnología, lo que conlleva un aumento de la competitividad, una mejora de la eficiencia, así como un impulso al desarrollo sostenible del destino, no solo en el ámbito medioambiental, sino también en el económico y el socio-cultural.