La Virgen de Las Angustias Coronada protagoniza el cartel anunciador de la Semana Santa de Vélez-Málaga que la Agrupación de Cofradías de Vélez-Málaga encargó al pintor veleño José Carlos Chica Ramos.

El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, acompañado por concejales de la corporación municipal, participó en la presentación y descubrimiento del cartel en un acto muy reducido, celebrado en la Iglesia de San Juan Bautista, y retransmitido al público a través de las televisiones locales y redes sociales.

El acto comenzó con un solemne minuto de silencio, que la maestra de ceremonias, Irene Gómez, pidió hacerlo extensivo como oración por todos los que están enfermos.

José Manuel Ramírez Portillo fue el encargado de presentar al pintor, del que trazó pinceladas de su parte más personal, de acercamiento al arte y de su trayectoria, especialmente en su faceta de cartelería cofrade.

"José Carlos es un artista metódico, sensible, enamorado de la belleza de su Pueblo y sus desfiles procesionales. Es muy exigente con su trabajo y sé, de primera mano, todos los desvelos que le han supuesto la realización de esta magnífica obra. Pero, estoy seguro, que el resultado ha colmado sus expectativas. La realización del cartel de la Semana Santa de Vélez supone, citando sus propias palabras: "uno de los mayores sueños de un artista para con su ciudad, afirmó Ramírez antes de descubrir su cartel.

El propio José Carlos Chica, explicó que presenta una composición simétrica donde hay dos planos simbólicos, el superior "Celestial o Divino" y el inferior, "terrenal o telúrico".

"La escena donde un penitente entrega, dando un paso adelante, el cuerpo de Cristo, representa a la Virgen, abrazando el dolor de la Humanidad y compartiendo el suyo propio con nosotros. Varios son los focos que el pintor ha querido representar en el cuadro, por un lado la Iglesia de San Juan, representada en su pórtico, nave central y exterior, representado por la torre campanario, la Belleza del Rostro amplificado de Nuestra Señora de las Angustias Coronada, contemplando la escena del abrazo a su Hijo muerto, Jesucristo y como fondo, Vélez-Málaga. protegida por el manto de esperanza de María Santísima. Como homenaje a la situación socio sanitaria de nuestro país, Jesús sujeta un lazo como bandera en su mano que acaricia la tierra”, explicó Chica.

Por su parte, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Francisco Javier García del Corral, destacó que la Virgen, que se viste de penitente para llevar a su hijo, desde ese anonimato que proporciona esa vestimenta de miles de cofrades, "podría ser la Titular de cualquiera de las Cofradías Veleñas, o esa intimidad que inspira esa escena, me hace pensar en cualquier familiar de los fallecidos en este año, que además se han visto obligados a despedirlos en soledad”.

García del Corral pidió a los cofrades paciencia a la hora de visitar esta Semana Santa a los titulares en las iglesias para cumplir con las restricciones de aforo que marca la pandemia. En este sentido, anunció que se editará una pequeña agenda donde se indicarán los horarios de aperturas de los distintos Templos, desde el Domingo de Ramos al Domingo de Resurrección, para facilitar precisamente estas visitas, y evitemos las aglomeraciones.

Posteriormente, el alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, que alabó la obra de José Carlos Chica, afirmó que "esta obra nos da una esperanza en medio de la desolación y la incertidumbre”, resaltando la labor de la Agrupación de Cofradías y los cofrades, que "en estos tiempos vuelven a ser ejemplo de civismo y libertad para el conjunto de la sociedad. La cuestión social entendida con amor la habéis procesionado por todos los hogares donde necesitaban el abrigo de esperanza”, sentenció el regidor veleño.

Cerró el acto el consiliario de la Agrupación, Federico Cortés, que felicitó a José Carlos Chica y a la Agrupación de Cofradías "por la gallardía de seguir adelante, a pesar de las dificultades, para anunciar lo que es muy propio de todo cristiano, el Misterio del Amor de Dios, como hace este cartel que se manifiesta en la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo Jesús”.

Federico Cortés hizo hincapié en que "en este momento, más que nunca, tenemos que significarnos públicamente como lo que somos, discípulos de Jesús. No habrá procesiones, pero sí estamos anunciando la Pasión, Muerte y Resurrección”, e insistió en que cada hermandad y cada uno de sus hermanos debe hacer acto de penitencia.