La Policía Local de Rincón de la Victoria se ha visto obligada a intervenir nada menos que en 27 fiestas que se estaban celebrando durante la Semana Santa a pesar de las restricciones establecidas para hacer a la Covid-19, según ha informado el edil del Área, Borja Ortiz.

En total, durante este periodo, los agentes han interpuesto 250 sanciones por infringir las medidas establecidas para frenar la pandemia.

Entre el viernes 26 de marzo y domingo 4 de abril el Grupo Operativo de Noche (GON) de la Policía Local de Rincón estableció dispositivos especiales en el municipio en los que han levantado 112 actas con propuesta de sanción por incumplir el toque de queda.

Además, la Policía Local intensificó la presencia de patrullas uniformadas a pie en puntos estratégicos como paseos marítimos, y en las entradas y salidas del municipio de acuerdo a las medidas de movilidad de cierre perimetral, y levantó 33 actas por no llevar mascarilla y 19 actas por exceder el número de personas permitidas en reuniones.

El alcalde de Rincón de la Victoria, Francisco Salado, ha destacado la labor de la Policía Local "que ha mostrado una gran profesionalidad y compromiso con los ciudadanos, volcándose en la difícil tarea de velar por la seguridad y hacer cumplir las normas establecidas por la pandemia".

Además, la Policía Local ha interpuesto 17 sanciones por botellones en la vía pública, además de las interpuestas por consumo o posesión de estupefacientes. También se han realizado requerimientos por allanamiento de morada, el hallazgo de dos fardos de hachís en la playa, robos, amenazas y un caso de violencia de género.