Ante la detección de un elevado número de casos de gastroenteritis en Periana, este fin de semana la Delegación de Salud y Familias lo ha declarado como brote, procediendo a su estudio por los técnicos de salud pública coordinadamente con los epidemiológicos, para determinar la posible causa y atajarlo.

Entre las actuaciones efectuadas se investigó el agua de la red pública, de distribución del municipio, detectándose incidencias en el nivel cloro durante este fin de semana pasado, como así reflejan los controles y análisis efectuados por el propio gestor municipal. Desde este lunes se han restablecido los niveles de cloro en la red de distribución, como así se ha verificado por los técnicos de la Delegación de Salud. Las investigaciones no han finalizado.

Los casos han presentado un periodo de incubación corto entre 24 y 72 horas con una evolución favorable en torno a las 24 horas, y aunque el número de nuevos casos ha disminuido de forma drástica, no se descarta que puedan aparecer algunos más por contagios secundarios, centrándose la sospecha en una gastroenteritis de origen vírico.

Por parte de Salud se recomienda que no se consuma agua de fuentes no conectadas a la red pública o cuyo origen no sea conocido.