El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha encargado un estudio para analizar la situación actual del sector agrícola y conocer sus necesidades para adoptar nuevas líneas de actuación y ampliar la competitividad en un entorno que tiene cada vez menos recursos hídricos.

La concejala de Agricultura y Pesca, María José Roberto, del responsable de ASAJA en la Axarquía, Benjamín Faulí, y el encargado de desarrollar el proyecto, Diego Zumaquero, explicaron que la iniciativa permitirá trabajar para adaptarse a un mundo cada vez más cambiante y globalizado y mejorar la competitividad. La inversión en este proyecto es de 17.986 euros y el plazo de ejecución es de cuatro meses.

«Sabemos del potencial económico de nuestros subtropicales; aguacates y mangos, exportados a más de 25 países y que se nos considera incluso la huerta de Europa en este tipo de productos, y este estudio servirá para conocer realmente la superficie que destinamos a estos cultivos y cual a otros cultivos más tradicionales y el grado de viabilidad de los mismos», explicó María José Roberto.

«Hace años la agricultura de Vélez-Málaga y la comarca de la Axarquía giraba en torno a productos de temporada como la caña de azúcar, uva, tomate, patatas y ha ido cambiando para dar paso a otros cultivos, pero no sabemos la repercusión social ni económica que esto ha tenido».

El ingeniero técnico agrícola y licenciado en Ciencias Medioambientales, Diego Zumaquero, explicó que «se trata de un proyecto muy ilusionante y novedoso, ya que el estudio reflejará también aspectos medioambientales de la zona, algo que enriquecerá el proyecto». Además, el trabajo «estará enfocado en el análisis del sector agrario de la zona; los subtropicales, el cultivo de invernadero, huertas de regadío y cultivos de secano como el olivar y el almendro». Una radiografía de todo el municipio que dará una visión, basada en datos, de hacia dónde se dirige la agricultura en la zona, dijo Zumaquero.

Benjamín Faulí agradeció al Ayuntamiento que cuenten con ASAJA para desarrollar este proyecto, en el que colaborarán facilitando contactos de los agricultores de la zona y toda la información necesaria para su elaboración.

El sector agroalimentario es uno de los grandes motores económicos del municipio y esta iniciativa aportará los conocimientos necesarios para apoyar, ayudar y mejorar las perspectivas de futuro encaminadas a la sostenibilidad, y la economía social y medioambiental del sector.