El Ayuntamiento de Vélez-Málaga ha iniciado las obras de remodelación del Mercado de Minoristas para solucionar las deficiencias estructurales que presenta el espacio comercial desde su construcción, en 2014.

Las obras se centrarán en la cubierta, los falsos techos interiores y las fachadas, así como en la planta superior del recinto; actuando en una superficie total de más de 1.000 metros cuadrados, con una inversión de 565.575 euros.

El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer, el concejal de Comercio, José María Domínguez, y el concejal de Infraestructuras, Juan García, acompañados del arquitecto del proyecto, Tommaso Tofanari, han visitado las obras que se han iniciado con la preparación de los módulos donde se reubicarán los puestos mientras duren los trabajos.

Ya en una segunda fase, se sustituirá el material de fibrocemento de la cubierta por materiales acordes a la normativa vigente. Todo ello para implantar un sistema de evacuación de aguas efectivo, incluso ante fenómenos atmosféricos extraordinarios de intensas precipitaciones en cortos espacios de tiempo, que han generado incidencias en diversas ocasiones.

El alcalde, Antonio Moreno Ferrer, ha recordado que el edificio fue construido bajo mandato del PP y a los pocos años ha presentado múltiples deficiencias provocando serios problemas para los comerciantes, e incluso con las últimas fuertes lluvias se derrumbó parte del techo.

El regidor ha explicado que las obras permitirán dar un solución definitiva a los problemas del edificio y se ha comenzado por habilitar una solución temporal para que los comerciantes puedan mantener su actividad..

Los puestos de carnicería y frutería cambiarán su ubicación mientras duren las obras a unos módulos provisionales acondicionados y climatizados con sus correspondientes cámaras frigoríficas y los puestos de pescadería se quedarán en su ubicación habitual, todos ellos separados de la zona en obras para que puedan seguir su curso y la actividad comercial continúe con normalidad.

Obras

El arquitecto, Tommaso Tofanari, ha explicado que también se van a ejecutar actuaciones para mejorar las condiciones de humedad, temperatura y condensación. Para ello utilizarán materiales con mejor conductividad térmica en las cubiertas principales y la cubierta translucida de la galería central. Asimismo, mejorarán la protección frente a la radiación solar y la ventilación natural mediante cubriciones complementarias en los módulos de los puestos.

Además se va a potenciar la iluminación natural del recinto instalando lucernarios laterales y cenitales y elementos translucidos con baja conductividad térmica.

El proyecto incluye la adecuación de la planta superior del edificio que cuenta con unos 450 metros cuadrados, y que se encuentra actualmente inutilizada, con la habilitación de accesos independientes, resultando un espacio delimitado, cerrado y que no interfiera en el normal funcionamiento del mercado.

De esta manera este espacio queda habilitado para acoger en un futuro otras actividades, sin necesidad de acometer nuevas reformas.