UPA Málaga ha hecho entrega de los primeros cuatro collares con GPS, dentro del proyecto Gelob, para facilitar el trabajo de los ganaderos y evitar posibles ataques de depredadores en el campo. El secretario general Francisco Moscoso ha sido el encargado de entregar los dispositivos a cuatro ganaderos en la comarca de la Axarquía.

El objetivo es aumentar la seguridad de los animales en el campo para conocer en todo momento su ubicación en tiempo real y prevenir posibles ataques. En este sentido, continuará en el mes de agosto con la entrega en la comarca de Ronda, han adelantado desde UPA Málaga en un comunicado.

Francisco Moscoso ha destacado la importancia de los dispositivos con GPS. "Los ganaderos en extensivo van a ir disponiendo de collares con geolocalizador para sus animales. Creemos que es un instrumento muy válido porque los ganaderos conocerán en todo momento dónde se encuentra el animal y podrá dedicarse a otros menesteres. También será importante para evitar ataques en el campo", ha explicado, indicando que actualmente el collar es efectivo sobre diez animales.

De cara al futuro, Moscoso ha asegurado que "pediremos a las administraciones su implicación para abaratar el precio de los collares con ayudas dentro de los presupuestos que destinen para innovación".

Por su parte, Benjamín Pascual Luque, uno de los ganaderos que ha recibido el collar, ha mostrado su satisfacción por formar parte de este proyecto. "Es una idea estupenda. Poco a poco, los ganaderos tenemos que ir concienciándonos de la importancia de aplicar la tecnología para mejorar el día a día de nuestras explotaciones. Es algo novedoso que se tiene que ir implantando en todas las ganaderías, sobre todo extensivas, porque nos facilitará mucho la labor", ha afirmado.

El proyecto Gelob es eminentemente práctico, una "solución tecnológica no invasiva para el ganado doméstico que permite, por un lado, ayudar al ganadero en su día a día y mejorar las condiciones de manejo a través de sistemas de geolocalización y monitorización de los animales, y por otro, detectar y abortar ataques de depredadores en zonas de ganadería extensiva", ha explicado Moscoso.