El Ayuntamiento de Vélez-Málaga aprobó en una junta de gobierno local extraordinaria la rebaja del tipo impositivo del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del 0,70 al 0,65 durante los próximos tres ejercicios, lo cual supondrá un ahorro total para los vecinos en este periodo de 5.803.750 euros.

Esta iniciativa se llevará al pleno municipal próximo para su ratificación definitiva de cara a la primera reducción de 2022. El alcalde de Vélez-Málaga, Antonio Moreno Ferrer; el primer teniente de alcalde, Jesús Pérez Atencia, y el concejal de Hacienda, David Vilches, han informado de los detalles de esta medida económica "que siempre ha sido un compromiso para el equipo de gobierno y en el que se ha trabajado para hacerlo posible desde que fueron denunciadas y debieron suprimirse".

El concejal de Hacienda, David Vilches, ha recordado el compromiso de bajar el IBI "siempre y cuando las circunstancias los permitiesen sin poner en peligro la estabilidad el presupuesto y la liquidez de este Ayuntamiento, y siempre dijimos que cuando empezáramos a terminar de pagar los préstamos y facturas heredados bajaríamos el IBI".

El tipo impositivo del IBI es la cifra que se toma como referencia para calcular el importe a abonar de este impuesto en función del valor catastral del inmueble, ha dicho el concejal, destacando que en Vélez en 2022 empieza "la bajada que en tres años será de 5 puntos, hasta llegar al 0,65".

En 2022 se baja hasta el 0,68 lo que supone una bajada en los ingresos del Ayuntamiento de 1.055.227,51 euros, "que se compensa con la cantidad que se deja de pagar en concepto de préstamos e intereses al mismo año". "Para que se entienda, hemos trasladado ese ahorro de las arcas municipales al recibo del IBI", ha puntualizado el edil.

En 2023 se baja al 0,66, que supone una bajada total de 2.110.455,02 euros, y en 2024 al 0,65, llegando hasta los 2.638.068,77 euros; "todo esto sin abandonar la recuperación de otras ayudas que verán muy pronto la luz, como siempre hemos mantenido, y que llegarán a los más vulnerables", ha agregado Vilches.

Otra de las medidas aprobadas es aumentar el límite bonificable en el IBI de los comercios hasta los 400 euros: "Era una bonificación del 5% con un límite de 200 euros que se sube a 400 euros para favorecer y ayudar en la recuperación económica de los empresarios y autónomos de nuestro municipio", ha indicado el concejal de Hacienda que también ha recordado que para poder acceder a esta bonificación hay que solicitarla antes de fin de año y que así pueda ser efectiva en 2022.

Se mantienen también para 2022 las bajadas que el Gobierno municipal realizó en 2021 para otras tasas que suponen en muchos casos una rebaja de hasta el 95 por ciento para ayudar al comercio local y, sobre todo, al sector hostelero. Es el caso de la tasa de ocupación de vía pública, de mercados, mercadillos, quioscos, etcétera.

"Aunque se anunció que para 2022 la reducción sería del 75%, viendo la situación que todavía vivimos consecuencia de la pandemia, vemos coherente y necesario ampliarla un año más para continuar contribuyendo en la recuperación económica", ha concluido Vilches.

Moreno Ferrer ha hecho hincapié en que esta rebaja fiscal va a llevarse a cabo "apenas se han dado las circunstancias y condiciones económicas para poder hacerse tras mucho trabajo y porque los planes de ajuste y de pagos a proveedores eran prioritarios y nos han impedido poder acometer antes la rebaja del IBI".

El regidor veleño ha señalado que se van a mantener otras ayudas y rebajas fiscales que se vienen aplicando en el municipio como las del Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) y la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas para la hostelería.

El primer teniente de alcalde, Jesús Pérez Atencia, por su parte, ha indicado que "dentro de la política fiscal y económica en la que trabaja este Ayuntamiento, y después de la supresión de las ayudas al IBI por orden judicial, el anuncio de hoy supone un avance en la rebaja de la presión fiscal a los vecinos y vecinas de este municipio".

"Vamos por el buen camino ya que esta reducción progresiva del tipo impositivo del 0,70 al 0,65 que se plantea va a suponer un alivio en el pago del recibo; Un hecho que se unirá a otras medidas de importancia que anunciaremos en breve", ha concluido.